“La bala”: rutina y movimiento

"La bala" se presenta los viernes a las 20:30 horas en el foro la Gruta del Centro Cultural Helénico. Foto: Tomada de https://www.helenico.gob.mx "La bala" se presenta los viernes a las 20:30 horas en el foro la Gruta del Centro Cultural Helénico. Foto: Tomada de https://www.helenico.gob.mx

CIUDAD DE MÉXICO (apro).-  El evento que rompe la rutina, aunque sea para mal, puede hacer fluir aquello que estaba estancado. Es una oportunidad de movimiento.

La bala es la obra escrita y dirigida por Sergio López Vigueras que ganó el Premio Nacional de Dramaturgia Joven Gerardo Mancebo del Castillo en 2017.

Se desarrolla una mañana monótona, como todas las que viven Lauro (Gerardo del Razo) y Valeria (Marisol Osegueda) desde hace años. Se ven, toman juntos el camión, pero no se hablan. Viven inmersos en sus pensamientos, los de siempre. Le dan vuelta a sus conflictos, sueñan con resolverlos, pero no parece ser la primera vez que se lo plantean. A estos personajes les falta determinación para tomar acción. Quizá necesitaban el impulso de Jonathan (Ismael Sangal), quien se sube esa mañana, por primera vez, al mismo camión. No es un pasajero cualquiera, no le importa el destino, sino el camino. Él va a asaltar el camión.

En el nuevo espacio que alberga el teatro La Gruta, Mauricio Ascencio y Sergio López Vigueras construyen con pocos pero clarísimos elementos un pesero donde los personajes deberán luchar para sobrevivir.

Es el universo de las clases bajas o medias-bajas que los de arriba no ven. Nos obliga a descubrir ese mundo que tiene su propio drama, donde la gente lucha por conseguir sus cosas, cada quien a su muy particular manera.

Incluso la poca sorpresa de los pasajeros al ser asaltados, mostrando que se trata de una realidad constante muy bien asimilada por ellos, donde las reglas del juego están ya procesadas y aprendidas.:

Es un texto que más que actuarse se narra. Podemos escuchar lo que pasa dentro y fuera de las cabezas de los personajes. En la ficción ellos hablan al público, o quizá a sí mismos. Es como si pensaran en voz alta.

El recurso es bueno como introducción. Sin embargo, en ocasiones las acciones no se ven, sino que se escuchan. Las actuaciones son buenas, pero estas líneas las desperdician. Se vuelve una especie de reiteración que el personaje diga que tiembla y tiemble. Nos hace falta la interacción del teatro.

 La bala no solo es física, es aquello que nos traspasa para hacer un cambio radical que no tiene marcha atrás.

La obra se presenta los viernes a las 20:30 horas en el foro la Gruta del Centro Cultural Helénico (Av. Revolución 1500, Col. Guadalupe Inn). Hasta el 27 de julio.

 

Comentarios

Load More