La PF detiene en Veracruz al hermano de “El Bukanas”

XALAPA, Ver. (apro).- En la comunidad de Tazo de Agua, del municipio serrano de Acultzingo, fueron detenidos cuatro integrantes de la organización “Sangre Nueva Zeta”, entre ellos, Saúl de los Santos de Jesús, hermano y principal operador de Roberto de los Santos El Bukanas.

Se trata del líder del grupo delincuencial vinculado con delitos de alto impacto como secuestro, extorsión, sustracción y comercialización ilícita de hidrocarburo y robo a ferrocarriles, así como a transportistas.

De acuerdo con las investigaciones, se presume que Saúl de los Santos de Jesús participó en la privación de la libertad de tres elementos de la Fiscalía Especializada en Secuestro de Puebla, ocurrida el 9 de marzo de 2017, en el municipio de Atzitzintla, Puebla.

También se le relaciona con la agresión ocurrida el 21 de julio de 2017 contra elementos de la Secretaría de Marina (Semar), en la localidad de Telpatlán, municipio de Vicente Guerrero, Puebla.

“Derivado de los trabajos de inteligencia y campo y en coordinación con la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto impacto del estado de Puebla, personal de la corporación logró establecer la posible ubicación de este sujeto por lo que fue desplegado un operativo en un inmueble ubicado en Sierra de Agua, localidad de Acultzingo, Veracruz”, informó la Comisión Nacional de Seguridad en un comunicado.

Manelich Castilla, comisionado general de la PF, notificó la aprehensión de Saúl a través de su cuenta oficial de Twitter.

En el lugar fue detenido Saúl, junto con otros tres sujetos, quienes se encontraban en posesión de un arma de fuego de grueso calibre, cartuchos útiles, un cargador, así como un vehículo. Los detenidos iban al mando de camiones que transportaban bidones de combustible robado.

Reportes de prensa local en esa región de Veracruz consignaron también la detención de Sergio R. H., brazo derecho de El Bukanas, líderes huachicoleros que lo mismo delinquen en la zona montañosa de Veracruz y de Puebla.

El operativo fue ejecutado el pasado miércoles 27 por la noche por elementos de la Policía Federal división Gendarmería y del Ejército Mexicano, con el apoyo de la Fuerza Civil.

En Veracruz, ni la Fiscalía General del Estado (FGE) ni el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares han dado una versión oficial sobre esta detención.

El historial delictivo

El gobierno veracruzano ofrece un millón de pesos de recompensa a quien dé información fehaciente para la detención de Roberto de Los Santos de Jesús, El Bukanas o El Bukanans, líder del robo de combustibles en Puebla y entrenador de sicarios y “estacas” de Los Zetas en la entidad. Apenas hace tres años, era comandante de la Policía Municipal de Maltrata, en la región montañosa veracruzana.

Recientemente, Yunes Linares lo responsabilizó de provocar un descarrilamiento de trenes de Ferrosur para sabotear sus cargamentos.

El Bukanas mantiene asolados municipios de Veracruz como Maltrata, Acultzingo, Nogales, Río Blanco, pero también en Puebla como Zaragoza, Vicente Guerrero y Palmarito.

Salió a la luz pública como líder criminal y comandante policíaco en septiembre de 2014, tras una irrupción militar en el narcorrancho San Pedro, en la congregación Sierra de Agua en las Cumbres de Acultzingo, que puso al descubierto la aceitada red criminal y de corrupción que operaban Los Zetas con las fuerzas policíacas.

Dirigidos por Roberto de los Santos, policías municipales en activo de Maltrata y Acultzingo entrenaban en este rancho a futuros “estacas” de Los Zetas, jóvenes de entre 17 y 25 años a quienes les enseñaban a “tablear” víctimas, torturarlos en fosas de aguas residuales, utilizar armas y a lesionarlos en celdas de castigo.

El rancho criminal fue “reventado” por fuerzas federales, cuando descubrieron a presuntos “halcones” comprando comida en un comedor de la carretera federal que conduce de Orizaba Veracruz a Tehuacán, Puebla. Estos presuntos integrantes de células criminales -indicó el parte militar- eran “cuidados de cerca” por policías municipales.

Ese día, tres jóvenes sicarios fueron abatidos y 31 aprendices de delincuentes fueron detenidos, así como cinco policías municipales. El Bukanas y otros oficiales policíacos lograron huir.

Su centro de operaciones, escondido entre frondosos árboles, viviendas rurales y tierras de cultivo de girasoles quedó desmantelado.

Días después de esta irrupción militar, el alcalde perredista de Acultzingo, Salomón Cid, pidió licencia al cargo. Un mes después, su antecesor, Cándido Morales fue ejecutado y su cuerpo tirado a orillas de un río. Fuerzas federales tuvieron que sitiar la región.

Comentarios