Tras 8 días, hallan señal de vida del equipo de futbol infantil y a su entrenador atrapados en una cueva en Tailandia

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los equipos de rescate encontraron con vida a los doce jóvenes y su entrenador de futbol que se extraviaron en una cueva en el norte de Tailandia el pasado 23 de junio, informaron las autoridades locales.

El gobernador de Chiang Rai, Narongsak Osottanakorn, afirmó que los doce menores de entre 11 y 16 años, integrantes de un equipo de futbol, y su entrenador, de 26, fueron hallados cerca de una isleta en el interior de la cueva, según el canal tailandés PBS.

El grupo ha sido encontrado tras ocho días de intensa búsqueda en la gruta de diez kilómetros de largo que está parcialmente inundada con ayuda del Ejército tailandés y expertos de Estados Unidos, Japón, China y Australia, entre otros, informó la agencia EFE.

Rescatistas trabajan en la entrada de un complejo de cuevas donde 12 miembros del equipo de futbol y su entrenador desaparecieron, informó la agencia AP

La cueva, de unos 10 kilómetros de largo, se encontraba parcialmente inundada a raíz del temporal de lluvia que azota la región. La portavoz de los equipos de emergencia, Ruetaiwan Patisen, aseguró que las galerías estaban inundadas y eso habría impedido salir a los niños.

Los equipos de rescate utilizaron unas 20 bombas de extracción para reducir el nivel del agua en las partes inundadas de la cueva.

Periodistas sonríen mientras intentan entrevistar a un militar sobre el rescate de un equipo de futbol infantil en Tailandia, informó Reuters.

Otros equipos buscaron accesos alternativos a la gruta para alcanzar una isleta que se halla en profundidades y donde se depositaron las esperanzas de supervivencia de los desaparecidos.

Los equipos de emergencias también habían realizado simulacros para el traslado de las víctimas.

El primer ministro de Tailandia, el general Prayut Chan-ocha, estuvo al pendiente del caso en la zona del incidente para dar ánimos a las familias de los desaparecidos y a los miembros de los equipos de rescate desplegados.

Grupos de monjes budistas organizaron ceremonias religiosas en la entrada de la cueva, y otras partes a lo largo del país, en las que se pronunciaron plegarias con la esperanza de rescatar a las 13 personas.

Comentarios