Aun sin registro, el PES contaría con 53 diputados federales si se mantienen resultados del PREP

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Partido Encuentro Social (PES) perdería su registro por la baja cifra de votos que obtuvo en las elecciones del domingo pasado, sin embargo, gracias al acuerdo que hizo con Andrés Manuel López Obrador, contará con una bancada de 53 diputados federales en caso de que se mantengan los últimos resultados del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP).

Con el 92% de los votos computados para diputados federales, el PES, que encabeza Hugo Erick Flores Cervantes, lleva un millón 056 mil 918 votos (2.4%). Y, según la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (Lgipe), para mantener el registro como partido político nacional se debe obtener el 3% de los votos, ya sea de presidente de la República, diputados federales o senadores.

Al cierre del PREP, la coalición Juntos Haremos Historia tenía 210 distritos electorales ganados, de los 300 en que se divide el país, sin embargo, no todos los votos son para Morena.

Ante el Instituto Nacional Electoral (INE), el pasado 29 de marzo la coalición registró su coalición y estableció la repartición de los distritos de mayoría y los de representación proporcional: 53 para el PES y 53 para el Partido del Trabajo (PT).

Entonces, en los hechos Morena tendrá en la Cámara de Diputados una bancada de 104 más los de representación proporcional; el PT, 53 más los de representación proporcional, y el PES sólo 53, dado que al no mantener su registro pierde el derecho de recibir diputados de representación proporcional.

Aún no se establece que perdió el registro, pues si bien al cierre del PREP obtuvo 2.4% de votos, aún debe contabilizarse el 100% de las casillas, restar los votos nulos y luego hacer la suma oficial del conteo en cada uno de los 300 distritos electorales federales que sesionarán a partir de mañana y concluirán una semana después.

Después hay que esperar posibles impugnaciones por distrito, donde se podrían perder u obtener más votos.

Hay que recordar que en la elección federal de 2015 el PT no alcanzó el porcentaje, pero con la anulación de la elección en Aguascalientes, donde el PRD impulsó a ese partido y lo dejó solo, pudo alcanzar los votos que le faltaban y mantuvo el registro, con o que pudo competir en esta elección federal.

Concluido todo el proceso judicial-electoral, el INE declarará la pérdida o no del registro, según se establece en el artículo 94 del Título Décimo de la Lgipe.

El caso del Partido Nueva Alianza (Panal) es similar. Con el mismo número de casillas computadas lleva una votación de un millón 106 mil 428, es decir, 2.5%.

Aunque se confirmara la pérdida del registro, ambos partidos pueden tener una bancada en San Lázaro y recibir oficinas y prerrogativas, dado que estos derechos no están ligados al mantenimiento de su registro como partido político. O, si lo deciden, pueden sumarse a la cabeza de la coalición que conformaron para el proceso electoral.

Así, en los hechos Morena sólo cuenta con una bancada de 104 legisladores, más los de representación proporcional, pero como coalición sí tiene la mayoría de 50% más uno en la Cámara de Diputados.

Al final, con registro o sin él, el PES resultó ganador, pues con poco más de un millón de votos, de los 43.7 que se ejercieron el 1 de julio, ya aseguró una bancada de 53 diputados federales.

En caso de perder el registro, el PES y el Panal tendrán que entregar todos sus bienes al INE, pero ello no los exime de liquidar las deudas que tengan hasta ahora con particulares.

Comentarios