Ecuador pide a Interpol ficha roja contra el expresidente Rafael Correa

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Corte Nacional de Ecuador emitió una orden de captura internacional contra el expresidente Rafael Correa, presuntamente vinculado con el secuestro de Fernando Balda, político opositor en Colombia en 2012.

“La jueza Daniela Camacho niega pedido de revisión de medidas cautelares a defensa de expresidente Rafael Correa, resuelve imponer prisión preventiva en su contra y emite difusión roja a Interpol”, destacó en su cuenta de Twitter.

Durante una audiencia de revisión de medidas cautelares aplicadas a Correa en el caso de Balda y que tuvo lugar ayer en la Corte Nacional de Justicia (CNJ), en la ciudad de Quito, la Fiscalía de Ecuador solicitó la prisión preventiva contra el exmandatario.

La defensa de Fernando Balda, presente en el lugar, apoyó la petición del fiscal y será la jueza Daniela Camacho quien decida si acoge o no el pedido del fiscal.

Correa, quien reside en Bélgica desde hace un año, debió acudir a la CNJ en Quito, pero a su libre albedrío se presentó en el Consulado de Ecuador en Bélgica, en supuesto cumplimiento de la medida cautelar que le había sido impuesta tras su vinculación penal al caso, el pasado 18 de junio.

El expresidente, que gobernó Ecuador entre 2007 y 2017, ya había comparecido anteriormente desde el Consulado en Bélgica mediante videoconferencia en una vista voluntaria en la fase de investigación del caso.

Correa rechaza cualquier participación, asegura que no existen pruebas sobre su presunta implicación personal en los hechos y denuncia que es objeto de una persecución política y mediática.

Ayer, el exlegislador Fernando Balda, quien acusa al expresidente ecuatoriano de haber ordenado su secuestro en Colombia en 2012, dijo que irá a Bélgica y España para desmentir que el exmandatario sea un perseguido político, como ha advertido en esos países.

En una comparecencia ante la prensa en la ciudad portuaria de Guayaquil, señaló que iniciará una acción legal ante la embajada de Ecuador en Bélgica para presentar el expediente judicial que vincula a Correa con su caso.

Con esa acción se busca que los funcionarios de esa embajada “tengan claro de que Rafael Correa no es un perseguido político, sino un avezado delincuente criminal que cometió el delito de secuestro”, señaló Balda en declaraciones al canal Ecuavisa.

“También voy a visitar la embajada de España y llevaré los antecedentes del expediente que vincula al exsecretario nacional de Inteligencia Pablo Romero”, quien también está involucrado en el caso y ha solicitado asilo en el país ibérico, señaló.

“Si esos países deciden otorgar asilo a quienes (Correa y Romero) han cometido graves crímenes de Estado, pues eso ya es cosa de cada una de esas naciones”, recalcó Balda.

(Con información de las agencias EFE y AFP)

Comentarios