Alfredo Castillo enreda a Peña Nieto con proyección de medallas rumbo a Centroamericanos

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Enrique Peña Nieto abanderó a la delegación mexicana que participará en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018, que se realizarán en esa ciudad colombiana a partir del 19 de julio.

El director de la Conade, Alfredo Castillo, dijo al mandatario que la proyección indica que México obtendrá entre 104 y 127 medallas de oro que lo ubicarían en la segunda posición, detrás de Cuba, que se estima ganará entre 119 y 130, pero por delante del país anfitrión, cuya cosecha será de entre 101 y 109.

Castillo, nombrado director de Conade desde 2015 por la amistad que lo une a Peña Nieto, se enredó en su discurso al intentar explicar si la obtención de medallas será “cuántica o estadística”, por lo que el presidente lo cuestionó.

“Que superen los pronósticos y las estadísticas que aquí nos dijo Alfredo. Tantas estadísticas y números, Alfredo, no sé si a todos, pero al menos a mí me llevó al enredo.

“No se trata de estadísticas, no se trata de números, se trata de que cada integrante de esta delegación tenga fe y confianza. Sueñen muy alto, se sepan con la capacidad y que cuentan con la formación que les permita distinguirse frente a otros de países hermanos”.

Asimismo, en su mensaje a los atletas, Peña Nieto dijo que las competencias deportivas se parecen al proceso electoral del 1 de julio, en el cual el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, ganó con amplio margen.

“Esto ocurrió con Andrés Manuel López Obrador, ganador de la elección, dejando constancia y voluntad del gobierno de la República de tener toda la disposición para con sus colaboradores de poder empezar este proceso de transición entre el gobierno saliente y el gobierno entrante.

“Así son las competencias en el ámbito deportivo y en el ámbito de la política: deben dejar cada una de estas competencias la satisfacción de haber podido participar en ellas en la responsabilidad que cada quien tiene como la que tuvo el gobierno de garantizar un ambiente ordenado, de tranquilidad y de paz, y asumir la responsabilidad que cada quien tiene como lo hizo el gobierno de garantizar una jornada electoral cívica y tranquila que se tradujera en una fiesta de la democracia. Siéntanse muy satisfechos de arribar a este momento de representar a toda una nación”, instó Peña Nieto.

La abandera de la delegación mexicana que está integrada por poco más de 600 deportistas en la tiradora jalisciense Alejandra Zavala, quien recibió el lábaro patrio del presidente en el último evento deportivo magno que encabezará antes de dejar el poder en diciembre próximo.

Comentarios