“El Licenciado” es extraditado a EU como pieza clave para el juicio de El Chapo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La madrugada de este viernes, en Ciudad Juárez, Chihuahua, el gobierno mexicano entregó en extradición a autoridades de Estados Unidos, a Dámaso López, conocido como El Licencado, a quien se identificaba como uno de los brazos derechos de Joaquín El Chapo Guzmán, considerado como el principal líder del Cártel de Sinaloa.

La entrega se dio en apego al Tratado de Extradición firmado entre ambos países.

En conferencia de prensa, Alberto Elías Beltrán, encargado de la oficina de la Procuraduría General de la República (PGR), dio a conocer que Dámaso López quedó a disposición del gobierno estadunidense para ser procesado ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Este de Virginia, por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de asociación delictuosa y contra la salud.

De acuerdo al gobierno de Estados Unidos, el detenido es potencialmente un testigo clave contra Joaquín Guzmán Loera, cuyo juicio se tiene programado para septiembre de 2018 en la Corte Federal de Distrito para el Distrito Este de Nueva York.

Esta extradición resulta primordial tanto para las autoridades estadunidenses como mexicanas, por la aportación testimonial que pueda obtenerse en relación a Joaquín Guzmán Loera y significa un parteaguas en la relación de cooperación entre ambos gobiernos, particularmente en lo que se refiere al intercambio de información.

Tanto para la PGR como para el Departamento de Justicia estadunidense, hay un interés jurídico para que el juicio y la sanción contra Guzmán Loera sean exitosos.

Estados Unidos y México han desarrollado una colaboración sin precedentes, dirigida al desmantelamiento de organizaciones criminales como la encabezada por Guzmán Loera, y de la cual Dámaso López, probablemente era un líder de alto rango.

Asimismo, promoverá la colaboración del extraditado con el Ministerio Público de la Federación, a fin de esclarecer casos que se encuentran en investigación en nuestro país, a través de los instrumentos bilaterales en materia de Asistencia Jurídica Mutua.

El Departamento de Justicia estadunidense ha manifestado a través de diversos conductos su agradecimiento a nuestro país por su colaboración para llevar a buen puerto la extradición.

Respecto a las causas penales que enfrenta Dámaso López en México, se solicitará a cada uno de los jueces se suspenda el proceso, a efecto de no violentar garantías procesales y estar en posibilidad de reanudarlos una vez que se defina su situación jurídica en la unión americana.

El 2 de mayo de 2017, Dámaso López fue detenido por elementos de la Policía Federal Ministerial, adscritos a la Agencia de Investigación Criminal, y de la Secretaría de la Defensa Nacional, en la colonia Anzures de la Ciudad de México, en cumplimiento de una orden de aprehensión girada en su contra.

Tres días después, el 5 de mayo, se dio cumplimiento a una orden de detención provisional con fines de extradición por reclusión, en el interior del Centro Federal de Readaptación Social Número 9 “Norte” en Ciudad Juárez, Chihuahua.

El 22 de enero pasado, la Secretaría de Relaciones Exteriores dictó el acuerdo mediante el cual concedió la extradición de Dámaso López al gobierno de Estados Unidos.

Dámaso López se encuentra sujeto a dos causas penales: Una en la Ciudad de México por la probable comisión del delito de contra la salud, en la modalidad de posesión con fines de comercio del psicotrópico denominado metanfetamina.

Otra en Jalisco por la probable comisión del delito de delincuencia organizada, en la modalidad de cometer delitos contra la salud; además de una carpeta de investigación por su probable responsabilidad en operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Comentarios