El PRI mantiene hegemonía en el Congreso y en la mayoría de los municipios de Yucatán

MÉRIDA, Yuc. (apro).- Aunque perdió la gubernatura frente al panista Mauricio Vila Dosal, el PRI mantuvo su hegemonía en el Congreso local y en la mayoría de los 106 municipios.

La nueva legislatura yucateca, la LXII, que entrará en funciones el 1 de septiembre, estará compuesta por 10 diputados del PRI, seis del PAN, cuatro de Morena, dos de Movimiento Ciudadano (MC), uno del PVEM, uno del PRD y uno del Panal, ante quienes Vila Dosal rendirá protesta el 1 de octubre.

El Congreso local se compone de 25 diputaciones, 15 de mayoría relativa y 10 de representación proporcional. Al quedarse con diez de las de mayoría relativa, el PRI no obtuvo derecho a alguna posición de plurinominal.

El Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (Iepac) repartió tres de las diez curules de representación proporcional al partido Morena, tres al PAN, y al PRD, PVEM, MC y Panal les tocó una a cada uno.

En el cómputo estatal de la elección de diputados, el PRI se colocó a la cabeza con 366 mil 294 votos, seguido por el PAN y Morena, que se anotaron 345 mil 347 y 231 mil 214 sufragios, respectivamente.

El PRD obtuvo 33 mil 355; Verde, 38 mil 687; PT, 15 mil 40; Movimiento Ciudadano, 23 mil 99; Nueva Alianza, 24 mil 952, y Encuentro Social 11 mil 329. Los candidatos no registrados, 421; el independiente, 10 mil 957, y nulos 33 mil 891.

Originalmente, la próxima legislatura quedaría integrada por 14 hombres y 11 mujeres pero, a propuesta de la Comisión de Paridad de Género e Igualdad de los Derechos Políticos Electorales, y en aras del equilibrio, el Iepac ajustó la lista de plurinominales de Morena, de modo que finalmente quedó compuesto por 13 varones y 12 mujeres.

Además, el PRI gobernará 58 de las 106 alcaldías. En dos, Xoccel y Sanahcat, se tendrán que reponer los comicios.

Los 58 ayuntamientos que gobernará el PRI son: Akil, Baca, Bokobá, Buctzotz, Cacalchén, Calotmul, Celestún, Cenotillo, Chankom, Chichimilá, Chikindzonot, Chicxulub Pueblo, Conkal, Cuncunul, Cuzamá, Dzemul, Dzidzantun, Dzilam Bravo y Dzilam González.

También Dzitás, Dzoncauich, Espita, Hoctún, Ixil, Izamal, Kanasín, Kantunil, Kaua, Kopomá, Mama, Maxcanú, Mayapán, Mocochá, Motul, Muna, Peto, Quintana Roo, San Felipe, Santa Elena, Sotuta, Sucilá y Sudzal.

Así como Suma, Tahdziú, Teabo, Tekantó, Tekom, Telchac Pueblo, Telchac Puerto, Teya, Timucuy, Tixcacalcupul, Tixkokob, Tixméhuac, Tixpéhual, Tizimín, Uayma y Yaxcabá.

El PAN se quedó con 25, entre ellos los principales del estado: Mérida, la capital del estado, y Progreso, en este último con un expriista. Además, Abalá, Cantamayec, Chapab, Chemax, Chumayel, Dzán, Homún, Huhí, Hunucmá, Kinchil, Opichén, Panabá, Río Lagartos, Seyé, Sinanché, Tahmek, Tecoh, Tekal de Venegas, Tekit, Temax, Ticul, Umán y Yobaín.

El PRD logró ocho: Cansahcab, Maní, Tepakán, Tekax, Tetiz, Oxkutzcab, Samahil y Tzucacab.

El PVEM, dos: Acanceh y Chansinkin; MC, tres: Chocholá, Sacalum y Tunkás; Panal, cinco: Halachó, Muxupip, Tinum, Ucú y Yaxkukul, y Morena, tres: Hocabá, Temozón y retuvo Valladolid, el tercer municipio más grande.

En cuando a las diputaciones, de las 15 posiciones de mayoría relativa, el PRI se quedó con 13, que lo mantienen como primera fuerza política en el estado; el PAN con tres, y Morena con una. Están pendientes dos de definirse.

Comentarios