Trump nomina al juez conservador Brett Kavanaugh como magistrado

WASHINGTON (apro).- El presidente estadunidense Donald Trump anunció la nominación del juez federal Brett Kavanaugh para integrar la Corte Suprema de Justicia, y ocupar el puesto que dejará vacante el magistrado Anthony Kennedy.

“Tiene credenciales impecables… es considerado en las cortes como el juez de jueces”, declaró Trump en el Salón Este de la Casa Blanca, durante la ceremonia para anunciar la selección de Kavanaugh, un juez federal conservador de 53 años de edad.

“Fui testigo del aprecio que tiene el presidente al sistema judicial, ningún presidente ha consultado tan ampliamente para elegir a un nominado para la Suprema Corte”, dijo por su parte el juez Kavanaugh al aceptar la nominación y agradecerle su selección a Trump.

Hace una semana y media, el juez Kennedy anunció su decisión de jubilarse como uno de los nueve magistrados de la Corte Suprema de Justicia y, desde entonces a la fecha, Trump se concentró en entrevistar a varios de sus candidatos para ocupar uno de los puestos más importantes de los tres poderes del gobierno de Estados Unidos.

Egresado como abogado de la prestigiada Universidad de Yale, Kavanaugh es un conservador católico y juez federal de la Corte Federal de Apelaciones del Segundo Distrito de Columbia, Washington DC, la capital estadunidense.

La nominación de Kavanaugh se mantuvo en secreto por la Casa Blanca hasta el momento en que Trump se acercó al pódium para hacer el anuncio oficial de su seleccionado.

Trump hizo alusión al expresidente republicano Ronald Reagan, al destacar las implicaciones y responsabilidades que implica para un primer mandatario elegir a un integrante de la Corte Suprema.

“Los jueces deben aplicar las leyes como están escritas en la Constitución y dejar a un lado sus ideologías”, destacó el presidente Trump antes de dar a conocer el nombre de Kavanaugh.

En menos de dos años al frente del Poder Ejecutivo de Estados Unidos, Trump ya escogió a dos jueces para integrar el magistrado supremo: Niel Gorsuch fue el primero el año pasado.

Para poder integrar el máximo circuito judicial, Kavanaugh necesita ser ratificado por el pleno de la Cámara de Senadores del Congreso federal.

El propuesto por Trump no cuenta con un amplio respaldo entre los 51 senadores del Partido Republicano, aunque por arropar a Trump podrían votar a favor del juez federal.

La mayoría de los 49 senadores demócratas habían declarado que se opondrían a la nominación de quien fuera el elegido de Trump.

El juez Kavanaugh es muy respetado entre los jueces federales de Estados Unidos, pues trabajó en el equipo del exfiscal independiente del Departamento de Justicia, Kenneth Starr, quien encabezó el juicio político al que se sometió al expresidente Bill Clinton.

De acuerdo con varios medios de comunicación de Estados Unidos, Mitch McConnell, el líder de la mayoría republicana en el Senado, recomendó a Trump que no escogiera a Kavanaugh porque podría encontrar muchos problemas en su proceso de confirmación.

Antes de que su nominación llegue al pleno del Senado, donde para ser ratificado necesita 60 votos, Kavanaugh inicia su proceso de confirmación con reuniones personales en el Capitolio con los legisladores federales, para luego testificar y ser cuestionado en el Comité Judicial de la Cámara alta.

Algunos expertos en materia judicial se mostraron optimistas con la decisión de Trump de elegir a Kavanaugh, al considerar que, aunque es un juez conservador, su reputación como magistrado lo llevará lograr con facilidad conseguir los nueve votos o más necesarios entre los senadores demócratas.

Comentarios