Videgaray celebra “liderazgo” de Nielsen, encargada de aplicar la política antiinmigrante de Trump

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tras reiterar que la política de separación de familias migrantes puesta en marcha por la administración estadunidense de Donald Trump es “cruel e inhumana”, el canciller Luis Videgaray Caso celebró el “liderazgo” de Kirstjen Nielsen, la titular del Departamento de Seguridad Interna (DHS) que aplica las políticas antiinmigrantes del magnate.

Es más: los gobiernos de México, de los países del Triángulo Norte de Centroamérica y de Estados Unidos acordaron hoy seguir la agenda de Washington y adoptar medidas diseñadas para desincentivar la migración indocumentada -organismos internacionales y organizaciones defensoras de derechos humanos hablan de crisis de refugiados- hacia Estados Unidos.

Estas acciones consisten, entre otras, en combatir el “cáncer que son las organizaciones criminales que se dedican al tráfico de personas” mediante “acciones de inteligencia y operativos integrales”, indicó Videgaray.

Además, los países de la región se comprometieron a “hacer una campaña de información simultánea e inmediata para asegurar que quienes tienen la intención de hacer el viaje o emigrar, conozcan realmente lo que ocurre, cuál es la realidad y cuáles son las opciones que tienen sin tener que violar la ley y sin tener que incurrir en el grave peligro que esto implica”, según el canciller mexicano.

Esta propuesta hace eco a las declaraciones que pronunció Trump ayer, cuando aseveró: “Digan a la gente que no venga a nuestro país ilegalmente. Ésa es la solución. No vengan a nuestro país ilegalmente. Vengan como los demás: vengan legalmente. Tenemos leyes, tenemos frontera. No entren ilegalmente”.

Según el titular de la SRE, no será sino hasta “finales del mes de agosto o principios de septiembre” que los gobiernos se reunirán en la Conferencia sobre Seguridad y Prosperidad para hablar sobre “lo que al final de cuentas es lo más importante: que son las causas estructurales de la migración, que tiene que ver con la seguridad económica, la prosperidad, la creación de empleos y la estabilidad, que mucho podemos hacer juntos para fomentarlo”.

Videgaray declaró que los gobiernos de la región resolvieron “tomar acciones concretas” para evitar que la administración estadunidense vuelva a separar a familias migrantes y, “en segundo lugar, lograr una pronta reunificación de los niños que están separados”.

La reunión entre cancilleres, llevada a cabo hoy en Guatemala, se convocó en medio de la llamada política de “tolerancia cero” que Trump lanzó contra los indocumentados, la cual implicó entre otras medidas la separación de los niños y sus padres, a los que el DHS encarceló en centros de detención distintos.

Ante la indignación internacional y una embestida del propio Partido Republicano, Trump dio marcha atrás a la separación de familias el pasado 20 de junio, y la justicia emplazó a la administración a reunir los niños menores de cinco años este martes a más tardar, y a los demás antes del próximo 26 de julio.

Hasta ayer, la administración de Trump había reunido con sus padres a apenas dos de los 102 niños menores de cinco años separados en la frontera sur, y se esperaba que hoy 54 de ellos alcanzarían a sus padres.

Comentarios