La CNDH pide al gobernador de Jalisco erradicar la sobrepoblación en penal

CIUDAD DE MEXICO (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación 18/2018 al gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, por la falta de control en la seguridad de la Comisaría de Sentenciados, así como condiciones de sobrepoblación, hacinamiento y autogobierno en dicho centro penitenciario.

La CNDH reportó que el penal no cumple con los estándares mínimos para garantizar a los internos estancia digna y segura, ni reunir condiciones de control y habitabilidad apropiados, y con ello se incumple la obligación del Estado de procurar que las instalaciones garanticen el pleno respeto a los derechos humanos de su población y se favorezca la reinserción social efectiva.

El 17 de febrero de 2018, la CNDH recibió un correo electrónico del Senado en el que se denunciaban presuntas violaciones a los derechos humanos de una persona privada de su libertad en esa Comisaría, por lo que este organismo nacional solicitó a la Fiscalía General del Estado medidas cautelares en su favor, así como atención médica y psicológica, habiéndose aceptado las mismas por dicha autoridad.

Visitadores adjuntos de la CNDH acudieron a la Comisaría a entrevistar al afectado, quien negó la queja, y presentaba contusiones en la cara, refiriendo una riña que tuvo el día anterior con otro interno que no estaba en el reporte de las autoridades.

Durante la supervisión, los visitadores adjuntos advirtieron condiciones de autogobierno, sobrepoblación, hacinamiento, falta de control de las autoridades e insuficiencia de personal de seguridad y custodia; encontraron una población de 5 mil 668 internos cuando la capacidad es de 2 mil 118.

El 22 de febrero de este año, la CNDH ejerció la facultad de atracción y radicó el expediente CNDH/3/2018/1404/Q.

La CNDH recomienda al Gobernador de Jalisco instruir que las autoridades penitenciarias y sus corresponsables realicen acciones para erradicar sobrepoblación, hacinamiento, autogobierno, y se implementen programas para la prevención, detección y atención de incidentes violento.

Además, que en plazo no mayor a seis meses se diseñe e implemente un programa integral con estrategias y acciones que permitan, funcional y materialmente, a través de partidas presupuestales que se soliciten para consolidar en la entidad un sistema penitenciario respetuoso de los derechos humanos.

Que el titular de la Fiscalía General del Estado diseñe, instrumente e imparta un programa de capacitación permanente para el personal directivo, técnico, administrativo y de custodia de la Comisaría, que tenga también un rubro de supervisión por esas autoridades, para promover una cultura de respeto a los derechos humanos que armonice con la seguridad del mencionado establecimiento de reclusión.

También que el titular de esa Fiscalía coadyuve en la presentación de la queja que la CNDH formule ante la autoridad competente contra quien resulte responsable por las mencionadas anomalías en la Comisaría.

Asimismo, se solicita evitar que en el Comisaría haya personas procesadas internas, y se informe de ello a esta Comisión Nacional, en un plazo no mayor a nueve meses, y se designe a un servidor público de alto nivel como enlace con la CNDH, para dar seguimiento a la recomendación que puede ser consultada en la página www.cndh.org.mx.

Comentarios