Morena-Puebla insiste: sí había órdenes de aprehensión en su contra, pero el gobierno se retractó

PUEBLA, Pue. (apro).- El dirigente estatal de Morena, Gabriel Biestro Medinilla, aseguró que las órdenes de aprehensión en su contra y de otros ocho morenistas sí fueron giradas la noche de ayer, pero el gobierno poblano se retractó esta mañana.

El dirigente partidista y actual diputado local electo consideró que la intención era poner a los morenistas contra la pared, para buscar una negociación sobre el proceso que interpondría este miércoles su partido para impugnar la constancia de mayoría entregada a la candidata de Por Puebla al Frente, Martha Érika Alonso Hidalgo.

Biestro Medinilla dijo no tener dudas de que las órdenes de aprehensión fueron emitidas la noche del martes 10, no sólo en su contra, sino de otros morenistas como el senador electo Alejandro Armenta; el diputado federal electo, Fernando Manzanilla; el diputado local electo, José Juan Espinosa; el activista Mirsraim Hernández y otros.

“Primero me mandan un documento que la audiencia ya había sido el 5 de julio y que se había solicitado la orden de aprehensión, y que ya ayer estaba librada contra mí. Cuando buscamos confirmar esa información por varias vías nos dicen que no solo había orden en mi contra, sino contra nueve más de Morena”, relató el dirigente.

Según dijo, varias fuentes de información le confirmaron el acto, por lo cual decidieron divulgarlo desde anoche. No fue hasta la mañana de este miércoles que la Fiscalía General de Puebla emitió un comunicado para rechazar que existieran las órdenes de detención y hasta aseguró que el caso se turnaría al Centro de Mediación.

Biestro dijo que la misma noche del martes notificó esta situación a la dirigente nacional del partido, Yeidckol Polevnsky, pero aclaró que desconocía si desde la dirigencia nacional de Morena o si algún integrante del gabinete propuesto por el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se hizo un llamado al gobierno de Puebla que orilló a la retractación.

“Ahora salen a decir que no es cierto, que no había nada, aunque nosotros lo habíamos confirmado por varias fuentes. Pero lo importante es decir que no vamos a frenarnos, no vamos a negociar, estamos en esta pelea porque se democratice Puebla”, expresó.

La dirigencia de Morena mostró a los medios de comunicación el acuerdo 978/2018 del Juzgado de Oralidad Penal y Ejecución Región Judicial Centro, con el cual se fijó el día 5 de julio para la celebración de una audiencia privada en la cual se solicitaría una orden de aprehensión por los hechos ocurridos en el hotel MM el martes 3 de julio.

Ese documento indica que los delitos que se persiguen son motín, privación ilegal de la libertad, lesiones calificadas y daño en propiedad ajena dolosa.

Por el primero de estos delitos, indica que la agraviada es “la sociedad”, mientras que la privación ilegal de la libertad sería en agravio del diputado federal panista, Eukid Castañón Herrera; el dirigente estatal del PAN, Jesús Giles Carmona; la vocera de la gobernadora electa, Sandra Izcoa Reyes, y de otras tres personas.

En cuanto al delito de lesiones calificadas se identifica como agraviados a Ricardo Niño Sánchez, José Alberto Gamboa Coaxil, Cuitláhuac Guillermo Falcón Ávila, Gabriela Reyes Hernández, Jesús Giles Carmona y Jorge Leal Rodríguez.

Por el delito de daño en propiedad ajena dolosa se refiere como afectado al legítimo propietario del “Grand Hotel MM”, representado por Yordani Benítez.

En tanto, Luis Miguel Barbosa, excandidato a gobernador por la coalición Juntos haremos historia, dijo que lo que está buscando el exmandatario, Rafael Moreno Valle, es usar estrategias que ya ha empleado para rendir a movimientos sociales, como ocurrió en su gestión, cuando se asegura que hubo más de 350 presos políticos.

El senador con licencia aseguró que, de las posibles órdenes de aprehensión contra los legisladores electos de Morena ya tenían información previa y que el asunto ya era abordado con el gobierno poblano por Olga Sánchez Cordero, propuesta para la Secretaría de Gobernación (Segob) en el gabinete de López Obrador.

Afirmó que durante la incursión que hicieron al hotel MM, los morenistas no cometieron ningún delito pues ingresaron al descubrir un supuesto laboratorio electoral que constituía un hecho ilícito en flagrancia.

Demandarán hasta a la FEPADE

El dirigente estatal de Morena, Gabriel Biestro Medinilla, informó que, además de la impugnación del proceso electoral ante los tribunales, la coalición Juntos Haremos Historia presentará diversas demandas penales, incluida una contra la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) por haber roto el sigilo en el caso del supuesto laboratorio electoral encontrado en el hotel MM.

La noche del viernes 6, la Fepade emitió un comunicado para rechazar que los documentos encontrados en el salón de eventos del hotel fueran ilegales. Dijo que era papelería que podían tener en posesión los partidos políticos. Sin embargo, Morena asegura que la investigación aún está en curso y, por lo tanto, no puede haber ningún dictamen.

El morenista consideró que este apresuramiento de la Fepade se pudo deber a un acuerdo con Moreno Valle para tratar de legitimar el triunfo electoral de su esposa. “Están buscando cómo sostener algo que es insostenible a todas luces”, expresó.

Comentarios