Jesuitas reprueban la represión y las amenazas contra rector de la UCA en Nicaragua

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Miembros de la Asamblea de la Asociación Internacional de Universidades Jesuitas (IAJU) expresaron su solidaridad con Nicaragua, luego que los representantes de la Asociación Latinoamericana denunciaron amenazas contra el rector de la Universidad Centroamericana (UCA), José Alberto Idiaquez.

En su declaración de apoyo, los integrantes de la IAJU reprobaron “la deplorable represión y violencia patrocinadas por el gobierno en Nicaragua”, con un saldo de más de 350 muertos en menos de tres meses.

“Rechazamos inequívocamente cualquier violación de todos los derechos humanos, junto con cualquier acto de agresión hacia cualquiera y todos los ciudadanos. En particular, condenamos los recientes ataques perpetrados por partidarios del gobierno de Nicaragua contra un grupo de sacerdotes católicos encabezados por el cardenal Leopoldo Brenes y el obispo Silvio Báez de Nicaragua mientras ayudaban a los manifestantes atrapados dentro de una iglesia”, abundaron.

De igual manera, la IAJU resaltó que todos los intentos de silenciar o difamar al rector de la Universidad Centroamericana (UCA), José Alberto Idiáquez, S.J., en su firme defensa de las vidas de los estudiantes de Nicaragua, “representa un abandono explícito de los ideales de la democracia”.

En ese sentido, manifestó su apoyo y defensa de la autonomía de las instituciones de educación superior, tal como lo respalda la Constitución, así como la inviolabilidad e inmunidad de los campus universitarios, “que son para el pensamiento crítico y la expresión sin obstrucciones”.

Extendió su solidaridad incondicional a todas las personas y familias afectadas, instituciones y universidades, sus estudiantes, profesores y administradores, “trabajando para proteger los derechos y la seguridad de todos los estudiantes y el personal que ejercen sus derechos civiles garantizados por la Constitución de Nicaragua”.

En particular, expresaron su solidaridad con la Universidad Centroamericana, que llama a sus estudiantes a la defensa pacífica de la justicia social, incluso cuando la violencia del gobierno está destinada a reprimir la disidencia.

“Sumamos nuestra voz a la de nuestros colegas nicaragüenses para instar al gobierno de Nicaragua a desmantelar los grupos paramilitares, respetar los derechos constitucionales de sus ciudadanos, comenzando por la libertad de expresión y la protesta pacífica; y en apoyar los esfuerzos de la Conferencia Episcopal Nicaragüense (CEN) en la búsqueda de una solución negociada al conflicto”, precisó la asociación.

Comentarios