Eliminación de delegaciones federales podría “violentar principios básicos del pacto federal”: Aureoles

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El tema de la eliminación de delegados de las dependencias federales en los estados causó reacciones diversas entre los integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), quienes esta tarde se reunieron con el virtual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Los mandatarios de Hidalgo y Guerrero, Omar Fayad y Héctor Astudillo, respectivamente, aplaudieron la propuesta del tabasqueño de desaparecer esas delegaciones y dejar en su lugar a un coordinador estatal que representará al gobierno federal en su totalidad.

Miguel Riquelme, de Coahuila, y Silvano Aureoles, de Michoacán, exigieron saber exactamente en qué consistirá el cambio, siempre y cuando se haga en apego a la ley.

Aureoles, el más renuente a aceptar el planteamiento, destacó que la sustitución de las delegaciones por 32 coordinaciones podría “violentar los principios básicos del pacto federal”.

Además, dijo, López Obrador tendría que especificar las facultades de la nueva figura para evitar confusiones en los estados, e insistió en que el cambio de estructura no es “la solución” para organizar de mejor manera el gasto público.

“El presidente podrá organizar su gobierno como quiera, solamente que dé claridad y sustento jurídico”, abundó.

El coahuilense Miguel Riquelme calificó de positiva la reunión entre la Conago y el exjefe de gobierno capitalino –en el Colegio de Ingenieros Civiles de México, ubicado en la delegación Tlalpan de la Ciudad de México–, pero éste, subrayó, debe considerar que las decisiones planteadas son diferentes cuando se llevan a la realidad.

El priista también mostró su disenso con la implementación del programa de austeridad y las modificaciones a la reforma energética porque, puntualizó, hoy más que nunca Coahuila necesita ser atendida por el gobierno federal, además de que ya existe evidencia de crecimiento económico derivado de la mencionada reforma.

En contraparte, Héctor Astudillo manifestó su disposición para escuchar la propuesta de viva voz de López Obrador y poner los pros y contras sobre la mesa.

Refirió que, si bien en Guerrero existe una “gran” coordinación con las delegaciones de las dependencias federales, su gobierno valoraría el nuevo enfoque de la nueva administración.

“No todo lo innovador puede ser bueno o malo”, dijo, y señaló que estaba de acuerdo en modificar la estrategia de seguridad en su estado, uno de los más azotados por la violencia.

Finalmente, el priista hidalguense Omar Fayad aplaudió la eliminación de los delegados federales, y aseguró que se trata de un esquema que ya él mismo había propuesto ante los gobernadores de las distintas entidades.

Luego soltó: “Estoy totalmente de acuerdo con Andrés Manuel con no mentir, no robar y no traicionar”.

Comentarios