Peña defiende reformas estructurales y refrenda una “transición pacífica”

CIUDAD DE MEXICO (apro).- El presidente Enrique Peña Nieto señaló hoy que las reformas estructurales puestas en marcha durante su gobierno fueron resultado de una “democracia madura” y se construyeron mediante una amplia participación plural y democrática, por lo que no tuvieron “sello personal ni color partidista”.

Durante la ceremonia del Día del Abogado, realizada en la residencia oficial de Los Pinos, dijo el mandatario:

“A diferencia de otros momentos de nuestra historia, estos cambios fueron producto de una democracia madura. Cada reforma a la ley fue resultado de un proceso en el que participaron los tres poderes y los tres órdenes de gobierno, así como la sociedad civil”.

Y agregó:

“Las reformas estructurales que se concretaron en esta administración partieron de un diagnóstico muy claro que identificó las principales barreras que limitaban el desarrollo de México. Esas reformas se construyeron en un espacio de pluralidad, libertad y democracia”.

Recalcó:

“Las reformas no tienen sello personal ni color partidista, su único fin es el bienestar colectivo”.

Luego hizo énfasis en que los juristas mexicanos fueron protagonistas de los cambios estructurales más importantes en las últimas décadas, sobre todo en materia de derechos humanos, amparo y justicia cotidiana.

Por otro lado, hoy reiteró que las pasadas elecciones fueron una “fiesta democrática” en la que el pueblo se “expresó de manera libre”.

También indicó que su gobierno “actuó con respeto a la ley” y reconoció el triunfo de López Obrador, por lo que ahora está colaborando para que se realice una “transición pacífica”.

Con esto -concluyó-, México se acredita a nivel internacional como “un país democrático” y respetuoso de la decisión de las mayorías.

Comentarios