Sector Salud de Yucatán niega situación de alerta por brotes de influenza AH1N1

MÉRIDA, Yuc. (apro).- El sector salud negó que haya una situación de alerta por los brotes de influenza AH1N1 registrados en la entidad.

La jefa del Departamento de Vigilancia Epidemiológica de la SSY, Marbella Beatriz Perera Rivero, informó que se tenían registrados en la entidad 58 casos sospechosos de influenza, de los cuales ya se confirmaron 40 y se encuentra en estudio una posible defunción.

Luego, destacó que sólo un médico puede diagnosticar la enfermedad, por lo que recomendó a la población que, en caso de presentar los síntomas, busque de inmediato atención especializada para evitar complicaciones.

Por su parte, el secretario de Salud, Eduardo Mendoza Mézquita, rechazó también las denuncias por el desabasto de medicamentos para atender la enfermedad y pidió a la ciudadanía sumarse a las acciones de prevención.

El funcionario aseguró que el padecimiento se está mitigando a través de un frente encabezado por la dependencia a su cargo, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y los Institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste).

Mendoza dijo que en el país se han registrado nueve fallecimientos por influenza y el último caso que se dictaminó fue hace un mes, por lo que pidió prudencia para esperar los dictámenes oficiales que son accesibles a cualquier persona una vez publicados.

También aseguró que, desde el inicio de la presente administración, las cifras de las enfermedades “han sido transparentes y bajo ninguna circunstancia son manipuladas”. Sin embargo, “para el manejo de la epidemiología existen normas y hay que apegarse a ellas para ir informando a los ciudadanos con objetividad”.

Luego, advirtió que en las siguientes dos semanas está previsto un incremento de los pacientes con este padecimiento, pero “si la sociedad ha sido altamente participativa para mantener en cero el número de casos de dengue, zika y chikungunya, existe la certeza de que unidos saldremos avante ante este mal”.

Mendoza Mézquita aseveró que la influenza puede presentarse en cualquier persona, pero los grupos prioritarios de atención son los menores de cinco años, los adultos mayores y las personas con enfermedades crónicas. Estos grupos, dijo, ya han sido vacunados en el último periodo y la cobertura de protección es casi del 100%.

Por último, pidió a los medios de comunicación y usuarios de redes sociales evitar difundir “falsas alarmas”, ya que incluso existen cadenas en las que se habla de numerosos fallecimientos y se solicita fumigación, cuando realmente se trata de rumores.

A su vez, el delegado IMSS, Jorge Méndez Vales, insistió en que en Yucatán no hay “una situación de alerta, más bien tenemos una situación de la que nos tenemos que ocupar y es precisamente lo que estamos realizando”.

El Instituto, agregó, cuenta con los medicamentos necesarios para atender a los derechohabientes y se ha solicitado una reserva adicional de Oseltamivir.

En tanto, el director del Hospital Regional del Issste, Miguel Berlín Estrada, desmintió la versión de la muerte de un infante en ese nosocomio.

Por otra parte, la Arquidiócesis de Yucatán emitió un comunicado en el que instruyó a las autoridades eclesiásticas y a su feligresía a adoptar medidas de precaución para evitar contagios.

A quienes presenten síntomas de la enfermedad, pidió que eviten acudir a las celebraciones religiosas y busquen atención médica.

Como medida de prevención, dispuso la distribución de gel antibacterial en los templos, que el saludo de paz se haga mediante un gesto de reverencia en lugar del apretón de mano y que la comunión se entregue en la mano a excepción de que los feligreses lo pidan exclusivamente en la boca.

Estas disposiciones durarán hasta que las autoridades de salud informen que la epidemia haya cesado.

Comentarios