Recortar 2 mil millones al Congreso, “reto inmediato”: Monreal

Si la población votó por un cambio de régimen y el Poder Legislativo provee el marco jurídico bajo el cual gobierna el jefe del Ejecutivo, los legisladores de Morena tratarán de “limpiar el Congreso de prácticas indeseadas que lo han anquilosado”, comenta a Proceso Ricardo Monreal, quien se perfila como próximo coordinador de la bancada de ese partido en el Senado. El reto inmediato, sostiene a su vez la diputada morenista electa Dolores Padierna, es lograr un recorte de 2 mil millones de pesos para 2019. Esa suma, dice, se reasignará a programas sociales.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Un cambio de régimen en el Congreso implica modificar su relación con los poderes económicos y con los medios de comunicación, así como combatir la corrupción y eliminar privilegios, comenta Ricardo Monreal Ávila, quien busca presidir en el Senado la fracción de Morena, partido que cuenta con 70 de los 128 escaños en ese cuerpo colegiado.

Dolores Padierna –quien ganó una curul en la LXIV Legislatura que iniciará sus trabajos el próximo 1 de septiembre en el recinto de San Lázaro con 188 legisladores morenistas, así como 115 de sus aliados del Partido del Trabajo y del Partido Encuentro Social– adelanta que se harán cambios “para que el Congreso sea una institución del Estado y esté al servicio del interés general, con un funcionamiento abierto y transparente a la población”.

Esta vez no habrá mayoriteo, ni imposiciones ni albazos legislativos, coinciden en afirmar Padierna y Monreal en entrevistas por separado. Por lo que atañe a la Cámara de Diputados, comenta la primera, se acabarán privilegios por un total de 2 mil millones de pesos, suma que, asegura, se reasignará a programas sociales. Y adelanta que se reducirá la dieta de los legisladores al 50 % y se eliminarán subvenciones especiales a los partidos políticos.

También, refiere, desaparecerán las comisiones especiales y habrá una distribución equitativa de las comisiones de trabajo previstas en ley; pero, sobre todo, insiste, “si buscamos un cambio de régimen, no seremos ‘levanta dedos’”.

Monreal asegura que no será fácil cambiar la mentalidad por la forma como ha funcionado el régimen, pero un gobierno honesto como el que, afirma, encabezará Andrés Manuel López Obrador, impondrá nuevas prácticas que destierren el cochupo, la dádiva y el favor indebido.

 “Orden” y “disciplina”

Cuando López Obrador estuvo al frente del gobierno de la Ciudad de México, comentó: primero, llegar al sistema; después, sacudirlo.

Dice la diputada electa: En el Congreso, los legisladores de Morena buscarán llevar a la práctica ese principio. Entre las sacudidas están los cambios a la Ley Orgánica de la Cámara de Diputados y a su Reglamento, así modificaciones al interior de los grupos parlamentarios, pues “queremos una cámara con disciplina y orden”.

“No se entienda esto como conservadurismo, sino que hay demasiado relajamiento en la eficiencia y en la responsabilidad de un legislador.”

Y abunda: Se va a “achicar el aparato; se quitará todo lo que no sea necesario. Se está haciendo un esfuerzo enorme de reducción en el presupuesto para 2019. Se trata de que sobre (dinero) y se mande al Ejecutivo, en específico a la Secretaría de Hacienda, para que se destine a programas que demande la población.

Fragmento de la entrevista publicada en Proceso 2153, ya en circulación.

Comentarios