Los jóvenes: blanco de la impunidad ante la omisión gubernamental en Guerrero

"El Flex", joven breakdancer de Chilpancingo asesinado ayer por la noche. Foto: Especial "El Flex", joven breakdancer de Chilpancingo asesinado ayer por la noche. Foto: Especial

CHILPANCINGO. Gro. (proceso.com.mx).- Mientras el gobernador Héctor Astudillo Flores mantiene una visceral confrontación con el alcalde priista de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena por el control de la administración municipal, que ha provocado una crisis de inseguridad y violencia, los jóvenes están pagando las consecuencias de la impunidad y el vacío de autoridad en la capital de la entidad.

Además, el alto consumo de drogas blandas como solventes y mariguana, y duras como la cocaína, el crystal y la heroína en la capital y las zonas urbanas de la entidad, está provocando que bandas criminales recluten a jóvenes sin expectativas que deambulan en una sociedad que los margina y buscan sobrevivir en una actividad donde prácticamente son desechables.

De esta forma, los consumidores se vuelven parte de la estela de muerte y terror que ha dejado mas de seis mil homicidios dolosos; tres mil desplazados y una cifra incuantificada de personas desaparecidos durante la administración de Astudillo donde la estructura social colapsada en Guerrero.

Reportes oficiales indican que ayer por la noche fue encontrado asesinado a tiros, el cuerpo del popular breakdancer y activista conocido como Flexetix landerich, frente a la sede de la Fiscalía estatal, ubicada al sur de esta capital.

Al respecto, las autoridades ministeriales solo se limitaron a informar que el joven presentaba un impacto de bala en el pecho y hasta el momento permanece en las instalaciones del Servicio Médico Forense en espera de que sus familiares lo identifiquen oficialmente.

El Flex formaba parte de un grupo de jóvenes que se reúnen en el zócalo capitalino para convivir, realizando actividades de baile callejero (breakdance), rap y skate, así como grafiti y venta de productos orgánicos o reciclados.

“Siempre reventado el asfalto, con el cuerpo bailando”, lo describen sus amigos en redes sociales y de esta forma, Flex se ganaba unas monedas para autofinanciar su participación en concursos de breakdance en Chilapa, el puerto de Acapulco, la Ciudad de México y el sureste del país donde representó la juventud de esta entidad.

Foto: Especial
Foto: Especial

Aunque estudio la preparatoria abierta, también se le recuerda como activista en el movimiento juvenil de Chilpancingo participando en las marchas para exigir justicia por el caso de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa.

Lamentablemente, este núcleo juvenil ha sido azotado en los últimos meses por la narcoviolencia, pues varios de sus integrantes han sido asesinados a tiros, desmembrados y exhibidos en videos como presuntos vendedores de droga al menudeo, indicó una fuente oficial que pidió el anonimato.

De acuerdo a testimonios en redes sociales, en esta vorágine han muerto jóvenes como El Pulso, quien falleció en enero pasado por una sobredosis de heroína en el baño de un restaurante Mc Donalds, ubicado en pleno centro de esta capital.

Así como Icon, Singer, Gonzalo, El Peque, El Copas y varios jóvenes más que han sido asesinados de forma brutal y todos los crímenes siguen impunes.

Durante este año, los crímenes contra jóvenes van en aumento en la entidad donde se han registrado oficialmente más de mil homicidios dolosos, un promedio de 200 asesinatos mensuales y de los cuales 125 casos son ataques directos contra mujeres, indican reportes oficiales.

Apenas este jueves 12, fue localizado el cuerpo de una adolescente de 15 años, asesinada y ultrajada sexualmente, que estaba tirada sobre un predio baldío de la colonia El Miraval, ubicada entre las colonias Santo Domingo y Rosario Ibarra, al poniente de Chilpancingo.

Esta franja de la ciudad se caracteriza por ser una zona considerada como roja ante los altos índices de violencia, entre ellos el robo en pandilla, indican reportes oficiales.

No obstante, el hecho provocó indignación y terror en la capital de la entidad donde el nivel de impunidad y violencia contra los jóvenes es proporcional a la omisión gubernamental.

Load More