EU denuncia ante la OMC a México, Canadá, China, la UE y Turquía por aranceles

Trump en la Casa Blanca. Foto: AP / Andrew Harnik Trump en la Casa Blanca. Foto: AP / Andrew Harnik

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno estadunidense de Donald Trump interpuso hoy denuncias contra México, China, Canadá, la Unión Europea y Turquía ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), a los que acusó de incrementar sus aranceles sobre productos estadunidenses como “represalias” y “completamente sin justificación en las reglas internacionales”.

Estos cuatro países y la UE subieron sus impuestos a la importación de algunos productos estadunidense en respuesta al incremento unilateral de los aranceles sobre las importaciones de acero y aluminio que implementó la administración de Trump el pasado 23 de marzo.

En su argumentación, la Oficina del Representante del Comercio de Estados Unidos aseveró que el incremento de aranceles sobre el acero y el aluminio fue una medida “totalmente legítima y justificada”, pues respondió a “intereses de seguridad nacional”, mientras que las respuestas de los países que sufrieron este incremento “fueron diseñadas para castigar a los trabajadores, los campesinos y las empresas de Estados Unidos”.

Si bien la embestida estadunidense se dirigió contra estas cinco jurisdicciones –entre ellas México, que decidió imponer aranceles de entre 10 y 25% a importaciones que sumaron 12.7 mil millones de dólares en 2017–, Washington y Pekín dieron un paso más allá en la anunciada guerra comercial del magnate.

El gobierno de China también acudió hoy a la OMC para denunciar una propuesta de la administración estadunidense de imponer un arancel del 10% a una lista de productos chinos –de los que importa por alrededor de 200 mil millones de dólares–, con el argumento de que el gigante asiático se aprovecha “legal e ilegalmente” de la tecnología estadunidense.

El gobierno chino anunció que esta denuncia servirá para “valuar el papel de las reglas de la OMC”, y advirtió a su contraparte estadunidense que “podría haber ajustes en el enfoque de China hacia otras contramedidas”.

Ante esta escalada de tensión entre las dos principales potencias económicas del globo, el propio Partido Republicano urgió ayer el gabinete del magnate a organizar una reunión entre Trump y Xi Jinping, el presidente de China.

Load More