Delegado niega que por “lambisconería” hayan arreglado la calle frente a la casa de transición de AMLO

Frente a la casa de transición de López Obrador se ha instalado un semáforo, fue reparada una cámara de seguridad, se realizó el balizamiento, la poda y hasta desazolve del drenaje. Foto: Benjamín Flores Frente a la casa de transición de López Obrador se ha instalado un semáforo, fue reparada una cámara de seguridad, se realizó el balizamiento, la poda y hasta desazolve del drenaje. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MEXICO (apro).- El delegado en Cuauhtémoc, Rodolfo González Valderrama, negó que las recientes obras de remozamiento en la calle Chihuahua, donde se ubica la casa de transición del virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador, se deban a un asunto de “trato preferencial” o de “lambisconería”

Entrevistado por Apro, el delegado morenista aseguró que la decisión de instalar un semáforo, la reparación de una cámara de seguridad, el balizamiento, poda y hasta desazolve del drenaje –todas estas acciones se desarrollaron luego del primero de julio– se deben principalmente al incremento vehicular y de transeúntes que se ha registrado desde que López Obrador resultara el virtual ganador de los comicios presidenciales.

González Valderrama también descartó que las obras de remozamiento de la vialidad, en unos 100 metros, sean un tema de preferencias partidarias, pues la delegación es dirigida por Morena, mismo partido al que pertenece López Obrador; asimismo, negó un acto de “trato preferencial a esa oficina o de lambisconería”.

“Es un asunto de indicadores objetivos. La calle a partir del 2 de julio ha estado recibiendo de manera continua, permanente y sistemática un aforo vehicular y peatonal fuera de lo normal, por eso hay que tomar las medidas de precaución. Si en esa oficina estuviera despachando Meade o Anaya, y hubiera ese inusitado aforo, estaríamos obligados a atender, a garantizar la seguridad tanto de los peatones que son lo primero, como de los conductores”, aseguró en entrevista telefónica.

Una a una, González Valderrama explicó las obras que se han efectuado en únicamente 100 metros –de la esquina de Insurgentes Sur a Monterrey— de la calle Chihuahua y en sólo dos semanas.

Respecto de la instalación del semáforo en el cruce de Chihuahua con Monterrey, el morenista reconoció que ésta fue una petición que la misma delegación hizo a la Secretaría de Movilidad de la capital, argumentando la existencia de dos choques vehiculares previos en ese cruce.

El semáforo se instaló a los tres días que se dieran a conocer los resultados electorales, pese a que existía una petición de meses formulada por los vecinos.

El incremento “extraordinario” tanto de los visitantes como de los vehículos, y la necesidad de garantizar la seguridad peatonal, justificó el delegado, también fue la razón por la que la entidad hizo el balizamiento de la calle, con el que se repararon las grietas que dejó en el asfaltó el sismo del 19 de septiembre.

Esta última obra comenzó ayer luego de que López Obrador tomara vacaciones.

Comentarios

Load More