Presunto asesino de Ana Lizbeth estuvo prófugo cuatro años; lo atrapan en unas horas

Juan Fernando Ruiz Ramos, quien alguna vez fue policía estatal, ya había sido procesado en tres ocasiones anteriores: una por lesiones y otras dos por abuso sexual. Foto: @JaimeRdzNL Juan Fernando Ruiz Ramos, quien alguna vez fue policía estatal, ya había sido procesado en tres ocasiones anteriores: una por lesiones y otras dos por abuso sexual. Foto: @JaimeRdzNL

MONTERREY, NL. (apro).- El expolicía Juan Fernando Ruiz Ramos era buscado desde 2014, acusado de haber violado a una niña en un taxi, y por información que llevara a su captura, la justicia de Nuevo León ofrecía 275 mil 889 pesos como recompensa.

Su caso había sido olvidado, pero ahora que se reactivó por el homicidio de Ana Lizbeth de ocho años, presuntamente cometido por esta misma persona en el municipio de Juárez, los policías ministeriales se excusaron al señalar que no lo habían detenido porque, según dijeron esta mañana, tenían “indicios” de que entraba y salía del estado.

El miércoles a las 20:00 horas, el fiscal general Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez anunció una recompensa de 500 mil pesos a quien ayudara a capturarlo. A las 3:00 horas de este jueves, Juan Fernando fue localizado en el estacionamiento de un centro comercial del municipio de Santa Catarina.

Así, la captura que no se había consumado durante cuatro años fue realizada en unas horas, tras la indignación social que ocasionó el crimen.

El presunto asesino estaba sentado bajo un árbol en el espacio ubicado en las calles Díaz Ordaz y Benito Juárez, de la colonia La Fama. Los agentes ministeriales procedieron a aprehenderlo, luego de que fuera ubicado por un ciudadano de nombre no revelado.

En la conferencia de prensa de los representantes de la Fiscalía General para informar sobre el caso, el vicefiscal de Ministerios Públicos, Luis Enrique Orozco, aceptó que el presunto homicida tiene un pariente en la dependencia, aunque negó que esta relación permitiera que Ruiz Ramos no fuera capturado con anterioridad.

De igual manera, refirieron que, aunque se sabía que el presunto responsable residía en Santa Catarina, las evidencias señalan que no tenía domicilio fijo y que su permanencia en lugares era transitoria, lo que dificultaba su aprehensión.

En la conferencia de prensa, el director de la AEI, Esteban Cantú, tuvo que excusarse por la falta de efectividad de los ministeriales, quienes no pudieron aprehenderlo en años pasados.

Las preguntas de los reporteros también se concentraron en señalar una presunta negligencia de Seguridad Pública de Juárez, porque Dulce Ramírez, madre de Ana Lizbeth notificó de la desaparición a las 19:00 horas del domingo y aunque la buscaron durante la noche y la madrugada, fue hasta el lunes a las 9:00 horas cuando se dio aviso al Ministerio Público.

El fiscal general reiteró que la demora de la alerta es motivo de investigación.

El sospechoso ya fue internado en el Penal del Topo Chico y será procesado por el crimen de la menor.

Expolicía con antecedentes de lesiones y abuso sexual

El fiscal también informó que Juan Fernando, quien alguna vez fue policía estatal, ya había sido procesado en tres ocasiones anteriores: una por lesiones y otras dos por abuso sexual.

El caso más sonado en el que estuvo involucrado fue la violación que cometió el 16 de septiembre del 2014 en perjuicio de una niña de 14 años a la que subió al taxi que operaba, en Santa Catarina. Luego de ultrajarla, la abandonó con vida en el municipio vecino de García.

Dos días después, la Procuraduría de Nuevo León publicó un anuncio de recompensa por 275 mil 889 pesos a quien ayudara a su detención. La ficha descriptiva publicaba fotografías con el rostro de Juan Fernando y tres tatuajes característicos: en el hombro derecho, con la imagen de una calavera; en el pecho, con la leyenda de “Ruiz Ramos”; y en la espalda la de “Rosa Nelly”.

El caso fue olvidado, hasta que, tras la desaparición de Ana Lizbeth Polina Ramírez, se publicaron fotogramas del rostro y cuerpo entero del sospechoso, tomado de un video que no ha sido difundido en el que, según la autoridad, se observa acompañado de la niña.

Comentarios

Load More