Diputados de PRI y PRD califican de “inmoral” el escándalo del “Morenagate”

CIUDAD DE MEXICO (apro).- Este jueves, diputados del PRI y PRD calificaron como “inmoral” el escándalo del desvío de recursos del fideicomiso para damnificados en Morena, al que se refirieron como el “Morenagate”.

Fernando Moctezuma, del PRI, y los perredistas Guadalupe Acosta y Jesús Zambrano denunciaron que el uso irregular de recursos que presuntamente serían entregados a personas afectadas por los sismos de 2017 no sólo fue ilegal, sino un “inmoral” engaño a los ciudadanos.

También calificaron como adecuado que el INE diera visto a la PGR sobre la trama de recepción y pago de dinero opaco a líderes y operadores de Morena, con el fin de que se hagan las investigaciones necesarias y se apliquen las sanciones penales que haya a lugar.

“Ya le llaman el Morenagate, y va a ser muy complicado que pudieran confirmar, comprobar, transparentar porque han sido omisos, ocultos, y obviamente habla del verdadero Morena que existe”, fustigó el priista Moctezuma Pereda.

Luego advirtió: “De esta manera es como tenemos que observar la gran decepción que viene en el corto plazo sobre este proyecto nacional que engañó a la sociedad mexicana”.

Acosta Naranjo secundó: “Me parece que es muy correcto que se dé vista al SAT y a la PGR, porque el dinero llega de cuentas privadas, en efectivo y sin rastro, y también se va en cheques de caja que luego se convierten en efectivo y sin rastro.

“Entonces tiene que entrar la Unidad de Inteligencia Financiera para saber el origen y el destino del dinero, las dos cosas. Son asuntos totalmente ilegales e inmorales”.

En tanto su correligionario, Jesús Zambrano, subrayó que el engaño a los damnificados y la sociedad en su conjunto es mayor, y no hay duda sobre la solidez de las investigaciones del INE.

También sostuvo que el tema no puede quedar al margen de los cuestionamientos públicos, y los hechos son suficientes para poner en duda, si no el resultado de la elección, el discurso de honestidad que enarbola el virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

Enseguida, deploró que López Obrador haya acusado “venganza” de las instituciones electorales y aseveró que esa respuesta es una señal de que su administración será “autoritaria” y que, cuando se le señalen errores, las mandará “al diablo” o “al carajo”.

Comentarios