El PRI exige anular la elección en Monterrey por presuntas irregularidades

Mario Cruz Campos, presidente estatal del PRI , y el alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza Santos. Foto: Facebook PRI Monterrey Mario Cruz Campos, presidente estatal del PRI , y el alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza Santos. Foto: Facebook PRI Monterrey

MONTERREY, NL. (apro).- El alcalde priista de esta capital, Adrián de la Garza Santos, quien el pasado 1 de julio compitió para reelegirse, exigió a las autoridades correspondientes anular la elección porque, dijo, las irregularidades detectadas en algunas casillas podrían aportar una cantidad de votos que darían la vuelta al resultado.

Luego de que la Comisión Estatal Electoral de Nuevo León (CEENL) entregó la constancia de mayoría al candidato del Partido Acción Nacional (PAN), Felipe de Jesús Cantú, quien obtuvo 4 mil 679 votos (0.89% del total) más que su contrincante, el equipo jurídico del priista dio a conocer que hay 10 mil 700 sufragios en el limbo.

El pasado sábado 14, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) presentó ante el Tribunal Estatal Electoral el recurso de juicio de inconformidad por la elección municipal en Monterrey, basado en el cómputo irregular de votos en las casillas, su traslado sin resguardo y la recepción que en muchos casos –señaló– se hizo sin acuse de recibo.

De acuerdo con Noe Corzo Corral, representante jurídico del candidato priista, tras la jornada electoral del 1 de julio hubo cinco días de conteo y la madrugada del lunes 9 se entregó la constancia a Cantú Rodríguez, quien se impuso con 153 mil 035 votos sobre De la Garza Santos, que capturó 148 mil 356.

Sin embargo, apuntó, de las mil 606 casillas instaladas faltaron por contabilizar 28, y al calcular, en cada una, el 58% de participación general, arrojaría un promedio de más de 10 mil boletas que no habrían sido computadas, un número estimado que podría cambiar el resultado porque, subrayó, es el doble de votos de la diferencia.

A esto se suman 57 casillas que –agregó– fueron computadas sin contener paquetes, por lo que los resultados fueron tomados de lonas, actas sueltas o fotografías, y entonces no hay manera de sustentar la información aportada, además de que en otras 636 no fue entregado acuse de recibo de la autoridad electoral, por lo que no se sabe cómo y quiénes las llevaron.

“En la sesión de cómputo tuvimos 2 mil irregularidades, pero nunca tuvimos certeza de los votos. Lo que sí supimos es que en 28 no hubo ni paquetes, ni actas, ni rastro de la votación. No sabemos si lo destruyeron, robaron o manosearon. No sabemos”, sostuvo.

Señaló que, en el juicio presentado, los magistrados deberán hacer acopio de la información y el Consejo Municipal Electoral tendrá que defender el cómputo.

“El acto impugnado es el cómputo municipal para alcalde de Monterrey. El magistrado ponente le requiere a la Comisión Municipal Electoral todos los documentos que tengan para sustentar el conteo”, puntualizó.

El equipo de De la Garza acudirá el próximo miércoles 25 a una audiencia de pruebas y alegatos, en la que el magistrado se pronunciará sobre la información que acopió y pueda notificar si cerró el expediente o si requiere mayores pruebas.

Si se da el cierre de la instrucción, corren 10 días naturales para que resuelva sobre la elección, por lo que el 4 de agosto habría una decisión que los priistas esperan vaya en el sentido de anular los comicios.

Cualquiera que sea el resultado, el candidato inconforme presentará un juicio de revisión constitucional, en forma de impugnación, ante la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que será el que se pronuncie en definitiva sobre la sentencia del Tribunal local y determine el resultado comicial.

De acuerdo con Corso Corral, en caso de anulación la ley prevé que sean celebradas elecciones extraordinarias dentro de los 60 días posteriores a la resolución del tribunal.

Load More