Graco Ramírez se blinda: entrega-recepción de gobierno de Morelos a Cuauhtémoc Blanco será sin documentación

Graco Ramírez, exgobernador de Morelos. Foto: Germán Canseco Graco Ramírez, exgobernador de Morelos. Foto: Germán Canseco

CUERNAVACA, Mor. (apro).- El gobierno de Graco Ramírez decidió enturbiar el proceso de entrega-recepción de su administración a la del gobernador electo, Cuauhtémoc Blanco Bravo, al reformar el acuerdo que establece los lineamientos para dicho procedimiento, con lo que permitirá al perredista no entregar información documental fundamental para la nueva gestión.

De última hora, publicado en una edición de alcance en el Periódico Oficial “Tierra y Libertad”, el pasado 13 de julio, Graco Ramírez se blindó al hacer posible que la entrega-recepción se realice “sin que esto implique la entrega de documentación alguna”.

El artículo 3 del Acuerdo precisa que la Comisión de la Administración saliente iniciará de inmediato los trabajos para la transferencia de información sobre el estado que guardan los asuntos y recursos financieros, humanos, materiales, obras y programas, jurídicos y generales, pero sin documentación de por medio.

La reforma deja el proceso de entrega-recepción en reuniones en las que los funcionarios salientes simplemente darán datos de manera verbal a los funcionarios entrantes, sin que exista sobre la mesa documentación que sirva de evidencia de que, efectivamente, ese sea el estado que guardan los asuntos.

En otro párrafo del mismo artículo, el acuerdo que establece los lineamientos de entrega-recepción reitera que “por conducto de la Comisión, se proporcionará a la comisión de enlace de la administración entrante, la información que se requiera respecto de las secretarías, dependencias y entidades de la administración pública estatal, conforme el ámbito de su competencia, sin que esto implique la entrega de documentación alguna”.

Según el documento, la Comisión de Enlace del gobierno de Graco Ramírez se integrará por el secretario de Gobierno, Ángel Colín; el secretario de Hacienda, Jorge Michel Luna; de la Oficina de la gubernatura, Paola Gadsden de la Peza; de la secretaria de la Contraloría, Adriana Garza; el secretario de Administración, Fernando Solís Domínguez; y el consejero jurídico, José Anuar González Cianci.

Tal situación ha generado una reacción negativa en el equipo de Cuauhtémoc Blanco Bravo, pues representa un riesgo para el inicio de su gobierno.

Una fuente del equipo aseguró que detrás de la reforma está el hecho de que Graco Ramírez está dispuesto a hacer lo que sea necesario para obstaculizar el inicio del gobierno del exfutbolista. Entre otras cosas, hacer tortuoso el proceso de entrega-recepción del gobierno.

Por ejemplo, dice la misma fuente, “nos preocupa el asunto de los recursos, por supuesto; pero más allá de esto, lo más preocupante es el tema de la seguridad pública. Imagínate que nos entreguen la documentación dos o tres días antes de que tome posesión el nuevo gobierno, ¿cómo le haremos? ¿Cómo sabemos ahorita el estado de fuerza del Mando Único?”.

Irónicamente, el acuerdo para la entrega-recepción concluye diciendo que el trabajo de las comisiones se sujetará “al menor rigorismo formal” y “bajo los principios de confianza, cooperación, flexibilidad y adaptabilidad, respondiendo con rapidez, eficacia y eficiencia, potencializando su actuar; pudiendo, además, hacer uso intensivo de las tecnologías de la información y comunicación, así como conformar grupos de trabajo para el cumplimiento de su objeto”.

Cuauhtémoc Blanco Bravo, quien ganó la elección del pasado 1 de julio bajo los colores de Morena, PES y PT, tomará posesión el próximo 1 de octubre, según lo establece la Constitución.

Comentarios

Load More