Ataques suicidas del EI y contraofensiva oficial dejan 150 muertos en Siria

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ataques suicidas perpetrados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el sur de Siria, dejaron un saldo de unas 150 personas muertas, lo que representa uno de los atentados más sangrientos en los últimos meses, indicó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

Del número total de víctimas, al menos 62 son civiles, precisó el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

“Se trata del balance más crítico en esta provincia desde el inicio del conflicto” en 2011, aseguró Rahman.

Los ataques se produjeron en la provincia meridional de Sueida, controlada por el régimen del presidente sirio Bashar Al Asad. Los grupos del EI se ubican en una zona desértica en el nordeste de esa región.

En un comunicado en la aplicación Telegram, el EI dijo que “soldados del califato” atacaron posiciones de seguridad y blancos del gobierno en la ciudad de Sueida.

Según medios oficiales sirios, las fuerzas del régimen iniciaron una contraofensiva para echar a los yihadistas. El ejército sirio efectuó bombardeos aéreos contra el grupo extremista, que sufrió 21 bajas entre sus combatientes, según informó el OSDH.

“Cuatro kamikazes hicieron estallar sus cinturones de explosivos en la ciudad de Sueida”, la capital de la región con el mismo nombre y otros ataques suicidas se llevaron a cabo en otros pueblos del noreste de la provincia de Sueida, antes de que grupos yihadistas las asaltaran, explicó el director del OSDH.

El grupo extremista logró hacerse con el control de tres localidades.
“Además de los atentados suicidas, los yihadistas atacaron varios pueblos y asesinaron a algunos de sus habitantes en sus casas”, afirmó Rahman.

La agencia oficial Sana y la cadena de televisión estatal confirmaron la presencia de muertos y heridos por estos ataques en la provincia de Sueida, aunque no dieron un balance exacto de víctimas.

Con información de AFP

Comentarios