Localizan las cajas negras del avión de Aeroméxico que se desplomó en Durango

La responsabilidad de la investigación recae en la autoridad aeronáutica mexicana, porque es el país donde ocurrió el accidente, informó Luis Gerardo Fonseca, titular de la DGAC. Foto: Especial La responsabilidad de la investigación recae en la autoridad aeronáutica mexicana, porque es el país donde ocurrió el accidente, informó Luis Gerardo Fonseca, titular de la DGAC. Foto: Especial

CIUDAD DE MEXICO (apro).- El titular de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Luis Gerardo Fonseca Guzmán, destacó que fueron localizadas las cajas negras del avión siniestrado de Aeroméxico en Durango.

En entrevistas radiofónicas, el funcionario resaltó que las grabadoras de voz y datos “están en condiciones aceptables para poder llevar a cabo la lectura de inmediato”.

Luego dijo que, además de la ubicación de las cajas negras, se realizan trabajos para asegurar, localizar e identificar los restos de la aeronave para su análisis. Después estos elementos, junto con las entrevistas de tripulación, pasajeros, personal de tierra y controladores aéreos, además de la información meteorológica, imágenes de radar, audios de torre de control y datos de las cámaras de circuito cerrado, se podrá obtener un informe de las causas del percance.

También advirtió que no se dará a conocer la información de la investigación debido a que la valoración de cualquier factor de manera aislada puede llevar a conjeturas que no van a coincidir con el dictamen final.

La responsabilidad de la investigación, indicó recae en la autoridad aeronáutica mexicana, porque es el país donde ocurrió el accidente, además porque la aeronave tiene matricula nacional.

Agregó que la comisión investigadora que se conformó está integrada además por representantes del fabricante de la aeronave (Embraer), así como de la participación de los fabricantes de los motores, por eso se contará con la colaboración del Buró de Seguridad en el Transporte y la Administración Federal de Aviación estadunidenses.

Enseguida, detalló que, durante la trayectoria de despegue, la aeronave sufrió algún percance que le provocó salirse de la pista y continuar por terrenos irregulares, que es lo que causó los golpes y el desprendimiento de los motores, hasta terminar su recorrido a 400 metros de la cabecera de la pista.

No obstante, advirtió que un video presuntamente grabado dentro del avión será analizado para confirmar su autenticidad.

Por último, dijo que el aeropuerto de Durango cuenta con el equipo para prevenir cualquier contingencia climática atípica, y aseguró que ninguna condición atmosférica es cien por ciento previsible ni evitable, “puede ser un factor, pero no necesariamente hay indicios para que lleven a determinar que esa fue la causa”.

Comentarios

Load More