Banxico deja en 7.75% su tasa de interés; aboga por una política monetaria “prudente y firme”

Oficinas del Banco de México capitalinas. Foto: Tomada de Facebook /Divulgación Banxico Oficinas del Banco de México capitalinas. Foto: Tomada de Facebook /Divulgación Banxico

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Banco de México (Banxico) decidió mantener sin cambios la tasa de interés interbancaria de referencia, ubicada actualmente en 7.75%.

En su comunicado de política monetaria, el banco central señaló que la determinación está basada en el comportamiento reciente de la economía mexicana, en particular la naturaleza de los choques que han afectado recientemente a la inflación, y que la tendencia esperada de la inflación subyacente continúa siendo descendente.

“La política monetaria adoptada por este instituto central para mantener ancladas las expectativas de inflación de mediano y largo plazos, aunada a los compromisos fiscales y a la resiliencia que ha mantenido el sistema financiero, han contribuido a que la economía mexicana esté en mejor posición para enfrentar escenarios adversos”, señaló el Banxico encabezado por Alejandro Díaz de León.

Eso sí, previó que la economía seguirá transitando por un panorama complejo, tanto en el ámbito externo como en el interno, por lo que consideró seguir una política monetaria “prudente y firme”, además de que en el ámbito fiscal pidió la adopción de medidas que propicien una mayor productividad y que se consoliden sosteniblemente las finanzas públicas.

El banco central señaló que, en los primeros meses del año, la inflación general anual mostró una disminución, en línea con la trayectoria prevista en el último Informe Trimestral.

Aumentos en gas LP y gasolinas

No obstante, acotó, a partir de junio se materializaron algunos de los riesgos al alza que se habían señalado, derivados de incrementos mayores a los previstos en los precios de los energéticos, principalmente de la gasolina y del gas LP, lo cual condujo a dos aumentos importantes en la inflación no subyacente.

Así las cosas, el Banco de México señaló que las expectativas de inflación general para el cierre de 2018 se ajustaron de 4.00 a 4.25% de junio a julio. Mientras que las correspondientes al cierre de 2019 se mantuvieron alrededor de 3.60%, en tanto que las de mediano y largo plazos permanecieron alrededor de 3.50%.

Sin embargo, estos escenarios están sujetos a varios riesgos.

En principio, la cotización de la moneda nacional puede verse presionada en respuesta tanto al entorno de mayores tasas de interés externas y de fortaleza del dólar, como a los elementos de incertidumbre que persisten tanto en el ámbito externo como el interno.

Es decir, la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Al respecto, en caso de que la economía enfrente un escenario que requiera un ajuste del tipo de cambio real, el Banco de México estará atento a que este se dé de manera ordenada y sin efectos de segundo orden sobre el proceso de formación de precios”, adelantó.

Por otro lado, persiste el riesgo de que se presenten incrementos adicionales en los precios de algunos energéticos o aumentos en los precios de los bienes agropecuarios.

Además, las acciones de política de comercio exterior de Estados Unidos pudieran dar lugar a un escalamiento de medidas proteccionistas y compensatorias que afecten adversamente el comportamiento de la inflación.

Load More