Gobernador quintanarroense anuncia la instalación de vallas contra el sargazo

CANCÚN, Q. Roo (apro).- El gobernador Carlos Joaquín González finalmente anunció acciones contra la invasión de sargazo que ha puesto en jaque los destinos turísticos en todo el estado.

“El día de hoy tenemos la posibilidad de empezar con un proyecto de instalación de vallas, vallas como las que se usan para derrames petroleros”, dijo hoy en Playa del Carmen.

El proyecto, precisó, tendrá un costo de unos 300 millones de pesos, y se aplicará no sólo en Cancún y Playa del Carmen, sino en los siete municipios costeros del estado, incluido Othón P. Blanco, donde se ubica el puerto de Mahahual.

Hasta ahora los proyectos que habían sido ofertados eran de empresas especializadas en recolectar lirio en lagos y lagunas, y no sargazo en el mar.

El inicio del proyecto, apuntó, será en Playa del Carmen, y se trata de todo un sistema, pues no sólo se recuperará sargazo en el mar, también cerca de la costa, e incluso el que llegue a las dunas.

También indicó que universidades públicas y privadas del estado, junto con la de Galveston, realizan estudios conjuntos sobre el origen de esta invasión de sargazo y el aprovechamiento que se obtendría de este material orgánico marino.

Bajará el fenómeno en septiembre

“Estamos recibiendo apoyo universitario porque al fin al cabo lo importante sería buscar un fin para el sargazo. No lo hay. Se dice que sirve para abono, para forraje, alimento para ganado, que sí sirve para medicina; dicen que puede servir para alimento, que si en China se consume. No hay realmente un dato real conocido de esa situación”, acotó.

No obstante, señaló que “hay una buena noticia”, pues al parecer la parte más fuerte de la invasión es la que ocurre en la actualidad, y “vendrá a la baja a partir del mes de septiembre”.

La invasión de sargazo se intensificó los últimos tres meses y, de acuerdo con el último reporte, en los últimos 45 días las brigadas han recolectado 120 mil metros cúbicos del alga marina en 38 mil metros lineales en las playas de siete municipios en los que se presenta este fenómeno.

Algunos prestadores de servicios han reportado afectaciones en la ocupación hotelera, pero la Secretaría Estatal de Turismo (Sedetur) niega que el sargazo o la violencia y la inseguridad hayan implicado el descenso de la llegada de visitantes, nacionales o extranjeros.

Ayer jueves, Brigitta Ine van Tussenbroek, investigadora de la Unidad Académica de los Sistemas Arrecifales en Puerto Morelos del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICMyL), advirtió que, de 2015 a la fecha, la presencia del sargazo se duplicó en las playas mexicanas.

“Se puede tener a muy corto plazo un desastre ecológico, por ende, también un desastre socioeconómico, porque toda la industria, por ejemplo, aquí en Quintana Roo, depende del turismo”, alertó.

El azul turquesa y el blanco de la arena de las playas del Caribe mexicano podrían cambiar a color marrón, aunado al mal olor por la presencia creciente del sargazo, advirtió.

Comentarios