Piden a autoridades intervenir para liberar a 13 retenidos en comunidad de Chiapas

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., (apro).- Mujeres indígenas de la comunidad de El Bosque pidieron a las autoridades estatales que liberen a 13 hombres, entre sus esposos e hijos, quienes desde hace nueve días están retenidos al ser acusados de saquear los bosques de la comunidad San José Yashtinin, en el municipio de San Cristóbal de las Casas.

Margarita y Ofelia, mujeres indígenas que se identificaron así por temor a represalias, indicaron que, el pasado 31 de julio, sus esposos fueron sacados de sus casas de forma violenta en la comunidad de El Bosque y llevados a golpes a la comunidad de San José Yashtinin, donde siguen secuestrados o privados de su libertad.

Diego Cadenas, del Centro de Derechos Humanos Ku’untik, fue informado ayer del conflicto entre las comunidades El Bosque y San José Yashtinin en el municipio de San Cristóbal de las Casas, derivado de una disputa de tierras.

Dijo que la falta de atención oportuna por parte de las autoridades agrarias, sobre todo por no ejecutar una sentencia del Tribunal Unitario Agrario, acrecentó las diferencias entre estas comunidades vecinas.

Diego Cadenas informó que las autoridades de San José Yashtinin exigen el pago de un millón 200 mil pesos por concepto de multa, ya que refieren que las personas que ahora tienen retenidas son responsables de la tala de árboles, derribo de mampostería, y destrucción de alambrado de su propiedad.

A pesar de varios intentos de negociación por parte de la Secretaria de Gobierno estatal no han logrado convencer a las autoridades de San José Yashtinin para que liberen a las 13 personas, algunas de ellas ya muestran deterioro de su salud.

“Es importante señalar que inicialmente fueran 15 las personas retenidas, pero debido a que dos de ellas se encontraban delicadas de salud, las autoridades de San José Yashtinin decidieron liberarlas”, indicó.

“Estamos enterados de que se iniciaron carpetas de investigación por el delito de secuestro en contra de las autoridades comunitarias de San José Yashtinin y que ya se está contemplando la implementación de un operativo policiaco para liberar estas personas. Si bien es cierto que es urgente garantizar la integridad física y la vida de las 13 personas que se encuentran retenidas, también es cierto que la implementación de un operativo policiaco pondría en riesgo la vida de estas, pero además la de otros pobladores de dicha comunidad entre ellos niñas y niños, inclusive la de los propios elementos de la policía”, dijo el activista.

A nombre del Centro de Derechos Humanos solicitó al Gobierno del Estado continuar en la búsqueda de los puentes de comunicación con las autoridades comunitarias de San José Yashtinin y El Bosque para llegar a un acuerdo que permita regresar la cordialidad entre ambas comunidades indígenas.

“Es urgente que la Secretaria General de Gobierno insista a las autoridades comunitarias de Yashtinin y ponga en libertad a las 13 personas que mantienen retenidas desde hace nueve días. Para lo anterior es necesario que las autoridades competentes ejecuten de una vez por toda la resolución agraria, que es la causa de fondo de este conflicto”, precisó.

“En conclusión, instamos al Gobierno de Chiapas a privilegiar el diálogo antes del uso de la fuerza pública”, dijo el director del Centro de Derechos Humanos Ku’untik, un colectivo de personas que desde la sociedad civil se dedican a la defensa y promoción de los derechos humanos.

Comentarios