Una “burla”, la búsqueda de dos eperristas en cuatro dependencias públicas: Comité “Hasta Encontrarlos”

OAXACA, Oax. (apro).- El comité de familiares de detenidos-desaparecidos “Hasta Encontrarlos”, calificó de una “burla” las diligencias realizadas por la Procuraduría General de la República (PGR) en cuatro dependencias públicas del gobierno estatal para la búsqueda de los militantes del Ejército Popular Revolucionario (EPR), Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya.

Nadín Reyes Maldonado, coordinadora del Comité “Hasta Encontrarlos” e hija de Edmundo Reyes Amaya, lamentó que estas diligencias se realizaran cuatro años después del mandato judicial federal y a 11 años de la desaparición de los luchadores sociales.

Lo que irritó a la activista es que las diligencias realizadas en oficinas de la Fiscalía General de Oaxaca, particularmente de la Agencia Estatal de Investigaciones, en la Fuerza Especial de Reacción Inmediata (FERI) y la agencia denominada “Los Pinos”, así como en la Secretaría de Seguridad Pública estatal, fueron inspecciones superficiales y sin el menor cuidado científico para obtener los mejores resultados.

“Es notoria la premura por terminar con las labores de las inspecciones, de donde se desprende que el motivo de su realización es con el propósito de llenar los vacíos jurídicos que obran en el expediente, únicamente como trámites protocolarios para cumplimentar los requisitos que les exige el juez para informar sobre las acciones que han realizado como PGR para acatar la resolución judicial de julio de 2014”, acusó Nadín Reyes.

En julio de ese año, el Poder Judicial de la Federación ordenó la búsqueda y localización de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez en centros militares (Sedena), de Seguridad Nacional (Cisen), PGR y Policía Federal (PF), así como en oficinas del gobierno de Oaxaca, e investigar a servidores públicos que se encontraban en funciones el 25 de mayo de 2007, fecha en que fueron desaparecidos los dos eperristas.

Apenas el pasado 7, 8 y 9 agosto se realizaron las diligencias en cuatro dependencias del gobierno del estado de Oaxaca.

A su vez, Margarita Cruz Sánchez, hermana de Gabriel Alberto Cruz Sánchez, cuestionó a la Fiscalía por adelantar resultados “exitosos” de las diligencias al afirmar que no se encontró ninguna evidencia, aunque agregó que, con tales métodos que faltan a la rigurosidad científica, es claro que esos serían los resultados.

Sin embargo, aclaró que “no se está en la búsqueda de los restos mortales de nuestros familiares, la exigencia de presentación con vida se mantiene como una necesidad de primer orden”.

Entonces, abundó, “no se atendió este llamado a realizar diligencias por el hecho de dar por muertos a nuestros seres queridos, sino porque estos espacios son denunciados como centros de tortura, los cuales son el testimonio de la existencia de muchas más víctimas”.

Igual consideró que, “la dilación para realizar estas diligencias 11 años después de acontecidos los hechos, habla de la complicidad y responsabilidad de todas las estructuras gubernamentales, de todo el andamiaje represivo que procura la impunidad a los perpetradores y que en todo este tiempo no tuvieron la disponibilidad para realizar de manera pronta las investigaciones y la búsqueda de ambos luchadores sociales como se ha demando”.

También resaltó que estas actitudes son “una burla y una revictimización” para los familiares de los desaparecidos considerados delitos de lesa humanidad.

Ambas activistas condenaron “enérgicamente la manipulación que pretenden hacer los funcionarios públicos de todos los niveles, con el fin de asegurarse canonjías con el dolor de las víctimas, de lucrar con la angustia de los familiares”.

Los familiares pidieron una investigación “real y sin simulaciones” para dar con el paradero de las víctimas de este crimen de lesa humanidad.

Comentarios