Incendio destruye 40% de un mercado en Querétaro y exhibe omisiones

QUERÉTARO, Qro. (apro).- La madrugada de este viernes, un incendio consumió una nave del mercado municipal “Benito Juárez”, conocido como “El Tepetate” en el centro de esta ciudad, sin que hasta el momento se reporten pérdidas humanas.

Tras una junta que sostuvieron locatarios con integrantes de la Mesa Directiva del mercado municipal, el secretario general de la Unión de Comerciantes, Alberto López Soto, reconoció la gravedad de los daños.

“Ahorita tenemos en pérdida total la nave de la ropa. Tenemos también el área de las carnicerías, una parte, esa fue la parte que fue más afectada, la de la ropa, y enseguida una parte de las carnicerías y de la nave mayor”, expuso.

Hasta el momento no hay un reporte oficial que explique la causa del incendio, pero López Soto lo atribuyó al agua que entró al mercado por el aguacero que cayó la tarde de ayer en la ciudad.

“Yo pienso que fue algún corto por parte de la tromba que cayó, porque me enseñaron unas fotos que el estacionamiento estaba ‘hasta el gorro’, bueno se metió hasta dentro, el agua, del mercado”, relató.

Fernando Palacios Ugalde, vicepresidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Querétaro -quienes atendieron el siniestro- dijo que aún desconocen la causa del incendio, la cual será arrojada en el peritaje técnico que elaboren las autoridades.

“Hasta que no se determine la causa del incidente, no se van a poder deslindar responsabilidades”, dijo.

Personal de Protección Civil del Municipio de Querétaro difundió que un 30% del mercado fue consumido, aunque acotó que se trataba de una cifra “no oficial”.

Bomberos laboran en el mercado. Foto: Especial

Posteriormente, en rueda de prensa, el presidente municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, informó que 80 locales, de un total de 275, están considerados como “pérdida total”.

“Esto significa que 40% del total del mercado ha sufrido una afectación”, señaló.

El secretario general, Alberto López Soto, dijo que no podía precisar el monto al que ascenderían las pérdidas de los locatarios.

“Ahorita las pérdidas yo no las puedo valuar porque es un peritaje que se va a hacer, vamos a tener que hacer nosotros con los compañeros un inventario aproximado de lo que teníamos y ya sobre eso vamos a platicarlo”, explicó.

Claudia Santana Ruiz, dueña de un local de bonetería en la nave que se incendió, manifestó su angustia: “De muchos de nosotros es el único ingreso para nuestra economía (…) Sí, tenemos vida, gracias a Dios, pero uno no puede evitar pensar en lo material porque es el único patrimonio que hay”.

Wilfrido Corona Ramírez, quien dijo trabajar desde los 14 años como comerciante, afirmó que esta es la primera vez que sucede un siniestro que arrase con más de tres locales en el mercado público municipal “Benito Juárez”.

“De esta magnitud, sí, es la primera vez. Ha habido incendios ya en otros periodos donde se han visto afectados dos o tres locales, máximo, pero se ha controlado el siniestro en el momento”, explicó.

Magdalena Higuera Filorio, quien lleva trabajando 21 años en dicho mercado, relató que apenas ayer su esposo y ella pintaron una parte de la cortina de su local, el número 80.

“Ayer me quedé pintando mis cortinas y todo eso. Yo no me imaginé. Estaba todo normal cuando yo me fui. Eran como las nueve de la noche y estaba todo normal y me hablan como a las cinco (de la mañana) que se estaba quemando el mercado. Dije: ‘¡cómo, Señor!, ¡cómo!'”.

Algunos de los comerciantes del mercado consideraron que el incendio pudo haber causado menores daños o incluso hasta pudo evitarse.

Teresa Félix Pérez, una de las fundadoras del mercado, dijo que reiteradamente solicitaron, tanto a los administradores como a las autoridades, que sustituyeran las pastillas de luz.

“Siempre han dicho que se cambien las pastillas de la luz para que no vaya… habían dicho que para que no hubiera un incendio dentro del mercado, desde cuándo, ya tiene mucho tiempo que les están diciendo y no lo han cambiado, hasta la fecha, no lo han cambiado”, lamentó.

La comerciante atribuyó que el no reemplazar dichas pastillas provoca frecuentes apagones al interior del mercado, sobre todo cuando llueve, como ocurrió la tarde del jueves, horas antes de que se iniciara el incendio.

“Casi siempre (se va la luz), cuando llovía así demasiado, por ejemplo, anoche que llovió, siempre se iba la luz, se iba, había cortos”, dijo.

Bomberos, sin agua

Wilfrido Corona Ramírez contó que su carnicería también resultó afectada con el siniestro y que los daños provocados pudieron ser de menor magnitud. Y es que, dijo, los bomberos que en un primer momento acudieron a controlar el incendio, no contaban con suficiente agua.

“Los bomberos hacen su mejor esfuerzo y su trabajo, eso lo entendemos, desgraciadamente las pipas de agua no había, no había abastecimiento de agua, el incendio se fue extendiendo y esas son las consecuencias. A lo mejor se pudo evitar gran parte si el Cuerpo de Bomberos hubiera contado con el suministro del agua, pero desgraciadamente no había agua”, aseguró.

Corona Ramírez, quien dijo conocer las necesidades del mercado, narró que hubo peticiones de locatarios para construir una cisterna que almacenera agua pluvial para uso en el mercado, pero las autoridades prefirieron construir un arcotecho.

“Al mercado se le invierten millones de pesos en un arcotecho y en el cual a muchos locatarios no se les toma en cuenta para hacer ese tipo de obras. Nosotros que estamos aquí trabajando durante todo el año, externamos en alguna ocasión que aquí lo que se necesitaba era hacer la inversión de una cisterna para aguas pluviales y se hizo caso omiso (…). Hubiera sido una buena propuesta y de ahí, ahorita, se hubieran abastecido (los bomberos)”, argumentó.

El vicepresidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Querétaro, Fernando Palacios Ugalde, reconoció que les hizo falta el abasto de líquido, durante la primera hora en la que atendieron el siniestro. “Es cierto y es lamentable”, expresó.

Además, precisó que el procedimiento que siguen para atender un incendio estructural como el que ocurrió en el mercado, indica utilizar 40 mil litros de agua en los primeros cinco a 10 minutos, pero en total terminaron por utilizar 190 mil litros.

“Sí hubo una demora en el abastecimiento de agua (…) Realmente fue un buen rato, aproximadamente, una hora de retraso en el abastecimiento de agua por parte de las autoridades”, contó.

Sin embargo, Palacios Ugalde relató que, pese a la falta de agua, lograron evitar que el fuego se expandiera hacia otras zonas del mercado, como el área de alimentos refrigerados y de piñatas, donde hay material inflamable, o incluso hacia otros inmuebles.

“Lo único que nos hubiera dado ese abastecimiento más fluido hubiera sido un menos tiempo en las labores de extinción”, expuso.

“En ningún lado hay extintores”

El secretario general del mercado, Alberto López Soto, sostuvo que al interior del mismo había extintores. “Los extintores son un reglamento que tiene Protección Civil, si no, no nos da las licencias, siempre lo tiene la administración en lugares estratégicos, pero para esto no… este… eso lo tuvo que utilizar la misma Protección Civil cuando llegó”, dijo.

La comerciante Teresa Félix Pérez refutó que sólo había bases para los extintores. “Hay bases de los extinguidores, pero no tienen extinguidor. En ningún lado hay extinguidores, tampoco había agua”.

López Soto no precisó cuándo fue la última vez que personal de Protección Civil visitó el mercado para realizar una inspección, como lo establece la Ley del Sistema Estatal de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres para el Estado de Querétaro. Sin embargo, expresó que “lo tienen todo controlado”.

Y trató de justificar: “Las revisiones del interior, Protección Civil, cuando tú vas a solicitar un permiso, él primero viene y te revisa para licencia, o sea que ellos lo tienen todo controlado”.

Les ofrecen “Fondo de contingencias”

El presidente municipal, Marcos Aguilar Vega, dijo que ordenó la emisión de la “Declaratoria de emergencia” para que, desde el próximo lunes 13 empiecen obras de rehabilitación en el mercado.

El contratista que realizará las obras, según la autoridad, es José Álvaro Ugalde Ríos. Se trata del mismo que hace unos meses hizo los trabajos en la techumbre del mercado por un monto de 10 millones 928 mil 130 pesos, según la página de Transparencia del Gobierno Municipal.

El alcalde ofreció también destinar recursos de un “Fondo de Contingencias” para apoyar a los comerciantes afectados, pero acotó que antes se deberán cuantificar los daños y determinar el monto con el que apoyarían a cada uno.

“Ahí tenemos 30 millones de pesos que están dispuestos para estas contingencias. Así es que tenemos recurso para atender las necesidades que tienen nuestros compañeros locatarios y para arreglar el mercado y hacerlo de manera inmediata”, informó.

La locataria Claudia Santana Ruiz dijo que confía que las autoridades los apoyen y no que los ofrecimientos se queden en palabras.

“Que realmente haya ese apoyo. Y no es que uno se ponga exigente, queremos un apoyo, no una limosna, que realmente se vea la dimensión del daño y se nos apoye para seguir adelante, porque no quedó nada para empezar”, aseguró.

Bonifacio Reyes Ochoa dijo que espera una respuesta satisfactoria de las autoridades, sobre todo porque este año les aumentaron el cobro de la licencia municipal de unos mil 50 pesos a mil 384 pesos.

“Hubo un aumento considerable en la licencia municipal y ahí trae un rubro donde dice que ‘hay que apoyar a los bomberos’. Necesitamos que nos echen la mano, estamos con ‘una mano adelante y otra atrás'”, lamentó.

Teresa Félix Pérez llamó incluso al gobernador Francisco Domínguez Servién: “Es molesto, hay mucha gente necesitada dentro (del mercado). Aquí hay muchos que estamos súper necesitadas y eso no lo ve el gobernador, no ve lo que está pasando de la gente dentro, cómo viven. Al gobernador eso no le interesa, sino simplemente impuestos, impuestos e impuestos, le vale”, expresó.

Comentarios