A la casona de la Roma, la golpiza a Roberto González y el NAIM

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Desde los comicios del 1 de julio, la casa de transición de Andrés Manuel López Obrador, en la colonia Roma, es el escenario más concurrido para que la sociedad lleve sus peticiones, quejas y hasta protestas.

Este martes, Roberto González llegó a la calle de Chihuahua, en ambulancia y camilla, tras 19 meses de estar cuadrapléjico producto de una golpiza en Playa del Carmen; al mismo tiempo, pobladores de Atenco marcharon contra el megaproyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional del México (NAIM).

Comentarios