La CNDH pide a PGR incorporar recomendación en investigación del caso Tlatlaya

Dos retratos de las víctimas en Tlatlaya. Foto: Miguel Dimayuga Dos retratos de las víctimas en Tlatlaya. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, consideró que el revés que el Poder Judicial Federal dio a la PGR en el caso de Tlatlaya, es un reflejo de la persistencia de “una debilidad institucional en la procuración de justicia”.

Además, el titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) pidió a la Procuraduría General de la República (PGR) incorporar la recomendación del organismo en la investigación para esclarecer el caso Tlatlaya.

El ómbudsman nacional expresó su beneplácito por la instrucción que dio el juez decimocuarto de distrito de amparo en materia penal a la PGR, con el fin de esclarecer el caso Tlatlaya y fincar responsabilidades, incluyendo a la cadena de mando que dio la orden de “abatir delincuentes en horas de oscuridad”.

La resolución, que fue dada conocer el fin de semana, responde a un amparo presentado por el Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), en representación de Clara Gómez González, sobreviviente del ataque que instrumentó un convoy de militares del 102 Batallón de Infantería, en el municipio mexiquense de Tlatlaya, en el que murieron 22 personas, de las cuales entre 12 y 15 habrían sido víctimas de ejecución extrajudicial, según la investigación de la CNDH.

Entrevistado tras su participación en el foro “Retos y desafíos para la igualdad sustantiva, pase de estafeta”, organizado por el Senado, González Pérez manifestó que coincidía con la resolución judicial, y recomendó que el caso puede fortalecerse con los expedientes que abrió el Estado de México “por la tortura que sufrieron dos de las sobrevivientes”.

González Pérez recordó que una de las razones por las que el caso sigue impune, se debe a que el juez al que le tocó conocer del expediente en un principio, desestimó las declaraciones de dos de las víctimas y sobrevivientes, “por eso es importante que se conozca que hubo tortura, para que el proceso se fortalezca y se conozca la verdad”.

Igual recordó que la CNDH determinó que “12 personas habrían sido ejecutadas y en el caso de tres cabía la duda, de ahí que tendría que fortalecerse la investigación” en relación con los perpetradores “y también a quienes manipularon la escena del crimen”.

El ómbudsman puntualizó que los funcionarios que actuaron indebidamente deben ser sancionados, además de que debería tomarse en cuenta la recomendación de la CNDH, que pide que “se investigue administrativa y penalmente a quienes hubiesen incurrido en esas circunstancias de violación a los derechos humanos en contra de las personas que ahí fallecieron”.

En cuanto al proceso de reconciliación y paz convocado por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, González Pérez enfatizó en que las víctimas de los delitos y de violaciones a derechos humanos tienen que ser escuchadas, porque “lo que están reclamando es conocer la realidad, qué aconteció”.

A señalar que “el perdón no tiene que ser un significado de impunidad”, el presidente de la CNDH consideró que para alcanzar la pacificación se deben “generar las condiciones para que sea permanente”.

Luego explicó que la permanencia de la paz depende de que se generen condiciones integrales, en el que se considere “el acceso de las víctimas a la justicia, el derecho a la verdad, que es impostergable, y la rendición de cuentes por parte de quienes cometieron esas conductas”.

Durante su participación en el foro, González Pérez manifestó la disposición de la CNDH para colaborar con la legislatura, que tomará posesión en septiembre próximo, en “la construcción de una sociedad incluyente, en el que el respeto irrestricto a los derechos humanos en condiciones de igualdad, en el reconocimiento, acceso y ejercicio se encuentren garantizados”.

Comentarios

Load More