Mina “El Mezquite”: denuncian trabajadores condiciones infrahumanas

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ya desde la plancha, esa presunta plataforma por la que se desciende al filón, las vigas de madera lucen quebradas, pero conforme se van internando, el lugar se torna aun más siniestro: derrumbes jamás limpiados ni techos fortificados; no hay malla que frene la caída de piedras y la salida de emergencia está obstruida por basura y mineral.

Todos los días, más de 200 trabajadores se internan en ese lugar.

A la mina le dicen “El Mezquite”, pero se llama “Alpha Prime”, una explotación carbonera propiedad de Alfonso González Vélez, hermano de Melchor, de los mismos apellidos, aquel empresario del carbón en cuya mina, el “Pozo 3 de Binsa”, murieron 13 trabajadores y un menor de edad quedó mutilado el 3 de mayo de 2011.

Trabajadores de “Alpha Prime”, enviaron a Apro un video y numerosas fotografías en las que muestran cómo esa estructura minera está al borde del colapso: se inundó un respiradero (el tiro vertical 4), de manera que la mina ya se está inundando y en sus socavones circula el agua como riachuelo. Además, sobre los túneles, millones de toneladas de roca se reblandecen y la madera rota que alguna vez hizo funciones de viga, sólo tiene cruces pintadas con gis blanco como indicativo de que por ahí no deben pasar.

No es todo. Las imágenes recibidas por Apro dan cuenta de que la conducción de aire, indispensable para reducir la explosividad y cuidar la salud de los trabajadores, es inadecuada pues está formada con tapones de lona, cuando deben ser de cemento y materiales especializados. Así, los trabajadores inhalan polvo de carbón todo el tiempo y están en riesgo de que un siniestro los deje sepultados.

A las malas condiciones de seguridad se suman también las malas condiciones laborales, pues en sus testimonios –expuestos a condición de mantener sus nombres bajo reserva para evitar represalias— descubrieron que los tienen registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con un salario de 90 pesos diarios, pero ganan hasta siete veces más. Por lo anterior, les bajan el sueldo cuando quieren y están imposibilitados para reclamar.

Las condiciones, aseguraron, fueron denunciadas en su oportunidad a la delegación de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, pero los inspectores fueron omisos. En tanto, la sección del Sindicato Minero, no los quiso representar, por lo que decidieron hacer pública la información.

En su edición 1805, correspondiente al 4 de junio de 2011, el semanario Proceso documentó la influencia que tiene las familias González Garza en la región que en algunos negocios ha estado asociada con Jesús María Montemayor, hermano de Rogelio, el exdirector de Pemex.

Rogelio Montemayor ha sido operador de Grupo México, propietaria de la mina “Pasta de Conchos”, donde murieron 65 trabajadores en febrero de 2006, por la que el otrora político cabildeó procurando conseguir que volviera a operar.

En el caso de la mina denunciada en esta ocasión, se trata de una estructura localizada en El Mezquite, en Sabinas, Coahuila, y con anterioridad fue propiedad de Industrial Minera México, la subsidiaria de Grupo México.

Una consulta realizada a los registros del IMSS, demuestra que Melchor González Vélez y su familia jamás pagaron las multas que se les impusieron en el 2011 porque uno de los trabajadores que murieron en el “Pozo 3 de Binsa” carecía de registro de seguridad social y tampoco se abrió investigación por el trabajo de niños en sus yacimientos, como el que perdió su brazo en aquella ocasión.

Desde que la mina “Pasta de Conchos” se siniestró, en la región han muerto alrededor de 200 trabajadores del carbón por la precariedad de las condiciones de seguridad en las minas.

Comentarios