En inicio de ciclo escolar, titular de la SEP defiende “avances” de la reforma educativa

Otto Granados, titular de la SEP. Foto: Benjamín Flores Otto Granados, titular de la SEP. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Contrario a lo dicho por la exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, de que “la reforma educativa se derrumbó”, el secretario de Educación Pública (SEP), Otto Granados, defendió la misma al enlistar 10 principales indicadores de su éxito alcanzados seis años después de su aprobación.

En un acto oficial por el inicio del ciclo escolar, en representación del presidente Enrique Peña Nieto, dijo que el principal avance es que se pasó de un “sistema opaco, corporativo y discrecional en la docencia” a un “sistema de ingreso, promoción y permanencia claro, transparente, verificable y basado en el mérito y el esfuerzo que lo han construido un millón 520 mil maestros participantes en los diversos procesos del Servicio Profesional Docente”.

Antes, dijo, -según un comunicado de la SEP- se tenía que transitar por prácticas “atípicas” para conseguir una plaza o una promoción.

“Hoy, 206 mil maestros ya obtuvieron su plaza o ascenso exclusivamente por concurso”.

En el tercer punto, Granados destacó que, al inicio de la reforma, en el promedio de los cinco estados con más alto desempeño, incluyendo Ciudad de México, apenas 52% de los participantes en los concursos de oposición lograban el resultado “idóneo”. Hoy lo alcanza el 70%.

Antes de la reforma, continuó, no había un sistema profesional y objetivo para evaluar la calidad y capacidad de los maestros. En cambio, aseguró que ahora 60% de ellos en la educación básica obtiene los resultados de “bueno” y “destacado”, – los más altos por nivel de desempeño-, y 72 mil maestros reciben por ese resultado algún tipo de incentivo salarial.

En el mismo tono, dijo que sin la reforma se tenía un mapa curricular que “los vertiginosos cambios en el mundo del conocimiento y la pedagogía volvieron obsoleto”. No obstante, añadió que ahora se tienen un “Nuevo Modelo Educativo y un nuevo currículo” para crecer integralmente a los alumnos en su desarrollo intelectual, físico, artístico y emocional.

Y si bien, siguió, antes había seis mil 700 escuelas de tiempo completo, hoy son más de 25 mil “y son las están mostrando el desempeño más alto en todos los indicadores”.

Como séptimo logro de la reforma educativa, el titular de la SEP mencionó que antes había un conjunto de acciones “dispersas” para mejorar el estado físico de las escuelas, en el que se invirtieron alrededor de 22 mil millones de pesos en los dos sexenios anteriores. En cambio, hoy existe “un programa debidamente organizado en el que se habrán invertido 139 mil millones de pesos en todo este sexenio”, la cifra más alta en 50 años según el informe anual del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

Sin la reforma, siguió, la cobertura en la media superior alcanzaba 65.9% y hoy llega casi a 86%. Además, la tasa de analfabetismo era de 6.5% y ahora se redujo a 4.2%.

Por último, Otto Granados destacó que antes, en las pruebas para evaluar los logros de aprendizaje, los resultados no se movieron, pero ahora, los alumnos “empiezan a mostrar mejores logros en la prueba PLANEA: 11 estados incrementaron su puntaje promedio en lenguaje y comunicación, y 18 en matemáticas”.

Load More