Líder de El Barzón propone revisar el Ramo 23, “fuente de la corrupción de gobernadores y alcaldes”

Sesión en la Cámara de Diputados. Foto: Benjamín Flores Sesión en la Cámara de Diputados. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El cuarto aspirante a coordinar la fracción parlamentaria más numerosa de la próxima legislatura, Alfonso Ramírez Cuellar, recibió este martes sus credenciales que lo acreditan como diputado federal.

El líder nacional de la agrupación social de agricultores El Barzón, quien anunció hace un par de semanas que a San Lázaro se le puede realizar una “reingeniería”, que implicaría un ahorro de cuando menos 2 mil millones de pesos, hoy amplió su propuesta al terreno federal.

Ramírez Cuéllar sostuvo que, del gasto federalizado para estados y municipios, que asciende a casi un billón 800 mil millones, se podrían “rescatar” 250 mil millones, y de los fideicomisos que aparecen en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), otros 800 mil millones de pesos.

El objetivo, aclaró, es “redirigir” esos recursos “rescatables” en beneficio de programas de desarrollo para las regiones, desarrollo social de las entidades federativas y de infraestructura de los municipios.

“Tenemos claro, sin violentar el pacto federal ni atentar contra la soberanía de los estados y la autonomía, que debe haber una revisión del gasto federalizado, particularmente lo que tiene que ver con el Ramo 23, que es precisamente la fuente de corrupción y enriquecimiento que han desatado algunos gobernadores y presidentes municipales”, planteó.

Igual anunció que convocará para octubre a una convención nacional hacendaria, con el fin de analizar los recursos que la Federación transfiere a estados y municipios. Al encuentro asistirían legisladores de todos los partidos políticos y serviría también para abordar la creación de una política de austeridad, transparencia y rendición de cuentas que sea común en las entidades del país.

El presupuesto actual es de 5 billones 279 mil 667 millones de pesos; el próximo 15 de diciembre la nueva legislatura deberá avalar el presupuesto 2019 y éste será elaborado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y el aún en funciones de Enrique Peña Nieto.

Una vez que el proyecto de presupuesto llegue a San Lázaro, los diputados de la 64 Legislatura deberán aprobarlo a más tardar el sábado 15 de diciembre; por ello, el aspirante a coordinar la bancada de Morena dijo que apenas se rebasarán los 5 billones de pesos en aquél, y que los recursos serán para dar respaldo a los programas anunciados por el tabasqueño, entre ellos la pensión universal para adultos mayores y becas para los jóvenes.

No más deuda

El líder de El Barzón aclaró que no se autorizará la contratación al Ejecutivo federal de más deuda. Hay que recordar que ésta actualmente llega casi a 50% del Producto Interno Bruto. Y aunque Peña Nieto dijo que es una “deuda manejable”, lo cierto es que ninguna economía del mundo debe llegar a dichos niveles, pues se pone en riesgo al país.

“Esta será una Legislatura que solamente aprobará un gasto que dependerá exclusivamente de los ingresos que tenemos en estos momentos, no habrá déficit, no vamos a contratar deuda, sino que vamos a garantizar que, con la eficiencia y los ahorros, pudiéramos llegar a un presupuesto ligeramente superior a los 5 billones de pesos para 2019”, propuso.

En cuanto a la reingeniería en la administración de San Lázaro, Ramírez Cuéllar adelantó que se propondrán cambios a la Ley Orgánica del Congreso General, con el objetivo de establecer que sean los plenos de cada una de las cámaras, y no sus juntas de Coordinación Política, los que decidan sobre su presupuesto; además, que los grupos parlamentarios transparenten el uso de sus millonarios recursos.

“Nadie sabe en qué se gasta y cómo se gasta el dinero de las subvenciones (que se entregan a los grupos parlamentarios), y eso tiene que terminarse”, advirtió.

En el caso de Morena, dijo planteará que este partido haga público su gasto en forma trimestral y mediante conferencias de prensa.

Comentarios

Load More