López Obrador reitera que no se subirá al avión presidencial; admite que recibió oferta de compra

El avión presidencial en la base militar de Santa Lucía. Foto: Universidad Aeronáutica UNAQ El avión presidencial en la base militar de Santa Lucía. Foto: Universidad Aeronáutica UNAQ

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente electo Andrés Manuel López Obrador reconoció que sí recibió una oferta de compra para el avión presidencial, un Boeing 787-8, que propone vender una vez que inicie su mandato.

“Sí, recibí un planteamiento de una empresa que quiere comprar el avión”, admitió el tabasqueño esta mañana en rueda de prensa.

López Obrador reiteró que se venderá la aeronave adquirida en 2012 por más de 218 millones de dólares pues, dijo, no hay marcha atrás, ya que no se subirá a este avión.

“(No me subiré) ni como me lo planteó el señor ayer; de que si lo compra, me lo va prestar para que vaya a países a cubrir mis compromisos de Estado. No, yo voy a seguir viajando en aviones de línea, aunque tenga que ir a China o a cualquier país”, sostuvo.

Ayer, el empresario Gustavo Jiménez Pons, sobrino de Rogelio Jiménez Pons, el próximo titular de Fonatur, se dijo interesado en adquirir el avión presidencial, y por ello se apersonó en la casa de transición de la calle de Chihuahua, en la colonia Roma, para entregar una carta de intención de compra a López Obrador.

Sin embargo, este viernes el presidente electo añadió que la decisión de venta de la aeronave también abarcará a “todos los aviones y helicópteros al servicio de los funcionarios públicos”, con el objetivo de que sólo queden los transportes que tengan que ver con la seguridad y protección civil y para traslados de enfermos.

Como parte del proceso de venta, indicó que primero se pedirá toda la información al actual gobierno sobre el avión presidencial y la flotilla total de aviones y helicópteros que están en servicio para los altos funcionarios públicos.
Para esta acción, dijo que encargó a César Yáñez, su exvocero, para solicitar estos datos al gobierno de Enrique Peña Nieto.

“Queremos saber si ya se pagó todo, si se debe, cuánto es de financiamiento y cuánto es la deuda”, advirtió.

Posteriormente, se preparará “de conformidad con la ley” la licitación correspondiente para dar a conocer de la venta de estos bienes, las bases y condiciones, a todos los interesados.

“Vamos a buscar no perder, no se trata de ganar, sino de no perder y que no haya afectación al erario”, justificó.

Finalmente, dijo que su gobierno no descartará oferta alguna que se plantee de la convocatoria.
El proceso de licitación de venta iniciaría en los primeros días de diciembre próximo.

Comentarios

Load More