Tokyo Ska Paradise Orchestra y un mundo sin fronteras

La Tokyo Ska Paradise Orchestra visitó México recientemente. Foto: César Muñoz La Tokyo Ska Paradise Orchestra visitó México recientemente. Foto: César Muñoz

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Para los japoneses no existe el odio sino el sueño de que no existan fronteras en el mundo, al menos así lo expresan los integrantes de la banda Tokyo Ska Paradise Orchestra, quienes estuvieron de visita por nuestro país.

Luego de su show el pasado 18 de agosto en el Plaza Condesa, la agrupación de Ska charló para esta agencia, y su percusionista Hajime Omori comento:

“Nos preocupa un mundo con fronteras, soñamos erradicarlas a través de la música”.

Amable e irradiando sencillez, para los músicos decidieron nombrar a su anterior disco, bajo ese ideal, como “Paradise has no border” (El paraíso no tiene frontera”), el álbum número 20 en su carrera, lanzado en 2017.

El músico Masahiko Kitahara detalló que parte fundamental del Ska es la protesta social, y sus miembros lo encarnan con un mensaje de “alegría y paz”, lo cual comparten en cada una de sus presentaciones y discografía.

Además, aunque su tierra fue escenario de la segunda Guerra Mundial con las bombas atómicas, “no odiamos nada como tal, lo único que queremos para el mundo es paz. En el gran sismo de 2011 nos dimos cuenta de la energía que nos dieron, la gente rezaba por nosotros, nos ayudaron, nos dimos cuenta que en el mundo sí existe la hermandad”, subrayó otro de sus integrantes, Takashi Kato.

El ensamble se conforma por Nargo (trompeta), Kitahara (trombón), Gamo (saxofón), Atsushi Yanaka (saxofón), Tsuyoshi Kawakami (bajo), Kato (guitarra), Yuichi Oki (teclados), Omori (percusiones) y Kin-ichi Motegi (batería).
Kato adelantó que musicalmente, para librar las barreras entre países, preparan un festival en el que buscarán reunir a representantes del género:

“Estamos empezando a planear, aún no tenemos nombres y fecha, pero trabajamos para hacer un festival de Ska en México en unión con Japón. La música nos une, lo hemos sentido cuando van bandas de ustedes a Japón y cuando vienen acá, hay una hermandad, estamos seguros que se hará”.

Por otro lado, Kitahara afirmó que el ritmo que representan aún tiene un largo camino para la experimentación y generar sonidos novedosos:

“Siempre agarramos experiencias de todo el mundo, eso nos hace evolucionar, el Ska no tiene límite”.
Respecto a lo que les ha dejado México durante sus giras, Omori añadió que desde que llegaron por primera vez, su vida se transformó, de ahí que sientan gran afinidad y amor por nuestra cultura:

“Todo empezó porque nos gusta la lucha libre, hace unos treinta o cuarenta años iban muchos luchadores mexicanos a Japón, nos fascinaba ver todo eso y queríamos conocer. Nos encantan los mariachis, nos gusta Inspector y Café Tacvba, aún nos falta tanto por conocer. Su país nos ha cambiado mucho, lo que veíamos en los medios no era al cien por ciento, ahora siempre pensamos en México”.

La Tokyo Ska Paradise Orchestra se fundó hacia 1985 en Tokio, Japón, logrando atrapar el cariño de los mexicanos por su particular estilo.

Comentarios

Load More