Rescatan a 22 migrantes indocumentados en Chiapas

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., (proceso.com.mx).- Policías estatales y federales rescataron esta mañana a un grupo de 22 migrantes centroamericanos que permanecieron secuestrados por 26 días y, por la liberación de cada uno de ellos, sus captores pedían la cantidad de 15 mil dólares a sus familiares de Guatemala, El Salvador, Honduras y Ecuador.

Luego que el pasado viernes un migrante hondureño escapara de la casa de seguridad, donde los tenían secuestrados, éste fue auxiliado por pobladores del municipio de San Juan Chamula para que acudiera a la Fiscalía General del Estado (FGE) y pidiera también el apoyo de la Policía Federal.

Fue así como iniciaron las investigaciones para dar con el paradero del grupo de migrantes centroamericanos, hasta detectar una casa en la comunidad de Saclamantón, municipio de San Juan Chamula, esto en los Altos de Chiapas, donde al parecer tenían a los secuestrados.

La FGE, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), el Ejército Mexicano, la Policía Federal y la Policía Municipal de San Cristóbal de Las Casas se movilizaron esta mañana para realizar el cateo en el domicilio, donde fueron hallados los 22 migrantes centroamericanos.

En ese lugar ubicado a siete kilómetros al norte de San Cristóbal de Las Casas fueron rescatados seis mujeres, siete hombres, dos niñas y siete niños originarios de Guatemala, Honduras, El Salvador y Ecuador.

En conferencia de prensa, el titular de la Fiscalía General del Estado, Raciel López Salazar dio a conocer que en el lugar fueron detenidos dos personas que cuidaban a los migrantes secuestrados, Luis Antonio “N”, de 29 años de edad, y Elías Abel “N”, de 23 años.

También fue detenida otra persona de nombre José “N”, quien de acuerdo a los migrantes era el encargado de llevarlos desde La Mesilla, pasando por hiapas y hasta el estado de Puebla.

Por este traslado pagarían 160 mil pesos cada una de ellas para llegar hasta Estados Unidos. Sin embargo, fueron encerrados en esa casa de seguridad desde el pasado primero de agosto y empezaron a ser extorsionados para que llamaran a sus familiares y les pidieran 15 mil dólares por cada uno de ellos a cambio de ser liberados.

López Salazar dijo dijo que los secuestradores tenían amenazadas a las víctimas, y los obligaban a llamar vía telefónica a sus familiares en sus países de origen, para solicitar los 15 mil dólares.

Dijo que fue gracias a que un migrante hondureño escapó fue que logró saberse del caso y fue así como la Fiscalía antisecuestros de la FGE, atrajo el caso y realizó las investigaciones correspondientes con la Policía Federal.

Pero que mucho ayudaron los familiares de las víctimas y los consulados de esos países para dar con el paradero de las víctimas.

Dijo que ahora los migrantes están a buen resguardo, quienes reciben atención en materia de salud, atención alimentaria, asistencia legal y asistencia psicológica.

Las autoridades buscan a mas implicados de este grupo que al parecer opera a nivel nacional en el tráfico de personas y que podría tener conexiones con grupos internacionales, por lo que seguirán las investigaciones a ese nivel.

Los detenidos podrían alcanzar una pena de hasta 90 años de prisión, al ser grave este delito de secuestro.

Comentarios