En negociación con EU, México dio una sola cara: Videgaray, Guajardo y Seade

Jesús Seade, Idelfonso Guajardo y Luis Videgaray durante una conferencia de prensa en la Embajada de México en Washington. Foto: AP: Pablo Martinez Monsivais Jesús Seade, Idelfonso Guajardo y Luis Videgaray durante una conferencia de prensa en la Embajada de México en Washington. Foto: AP: Pablo Martinez Monsivais

CIUADAD DE MÉXICO (apro).- El equipo negociador integrado por funcionarios del gobierno saliente y del entrante, dio una sola cara ante el gobierno de Estados Unidos en la negociación del acuerdo comercial concretado el lunes pasado después de pasar por “momentos difíciles”.

Así lo señalaron el canciller mexicano, Luis Videgaray; el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, y Jesús Seade, designado como negociador del TLCAN en el equipo de Andrés Manuel López Obrador.

Los tres participaron en una mesa con el periodista Carlos Loret de Mola, desde Washington, D.C., en la que señalaron que trabajaron en equipo para lograr un nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos. Incluso, Guajardo reconoció la incorporación de Jesús Seade a la negociación y consideró que jugó “un papel fundamental”.

Señalaron que, con el acuerdo anunciado ayer, “termina la incertidumbre”, y entre sus beneficios mencionaron que apoyará la creación de empleos mejor remunerados, mejores condiciones para pequeña y mediana empresas y el crecimiento económico.

Videgaray admitió que hubo un momento en que había una posibilidad real de que Estados Unidos se saliera del TLCAN, y que en consecuencia se perdieran empleos, que se depreciara la moneda mexicana, en suma: “un escenario económico muy complejo que ayer quedó despejado, (…) hay tranquilidad de que habrá acuerdo comercial con Estados Unidos en buenos términos”, confió el canciller. Añadió que viene una segunda etapa, que es concluir la negociación con Canadá.

Ildefonso Guajardo también reconoció que por momentos no estaban tan seguros de que iban a llegar a donde llegaron ayer, al acuerdo comercial.

Y en ese resultado, reconoció que Jesús Seade jugó un papel fundamental en la negociación.

Seade agregó que lo fundamental era contar con un acuerdo que diera continuidad al tratado anterior, “sin rompimiento” y aseveró que el nuevo acuerdo comercial moderniza y apoyará la inversión. “Hay un acuerdo nítido, muy ejecutivo”.

Según Guajardo, para la “gente de a pie” habrá empleos mejor pagados y crecimiento. Se disipó, dijo, la amenaza para las exportaciones agrícolas mexicanas, que son de miles de millones de dólares, y eso representa empleos bien remunerados y participación de pequeñas y medianas empresas, “que el primer NAFTA no tenía”.

Cuestionados sobre quién fue el ganador de la negociación, Videgaray comentó que en comercio los marcadores son ganar-ganar, y en este caso, “ganar-ganar-ganar, porque somos tres”, contando a Canadá.

Sobre si confían en Donald Trump, Jesús Seade dijo que se ha creado una relación de confianza mutua, con ciertos valores compartidos, como el apoyo a los trabajadores, que es parte de la retórica política de Estados Unidos y de la filosofía política del presidente electo.

“Sí hay buen entendimiento”, dijo Seade, al recalcar que el TLCAN es un componente muy importante, pero no el único en la relación bilateral.

Load More