Cuauhtémoc Blanco pide a Ramírez atender crisis de la UAEM y evitar emplazamiento de huelga

Instalaciones de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos. Foto: Especial Instalaciones de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos. Foto: Especial

CUERNAVACA, Mor. (proceso.com.mx).- La Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) sigue en crisis financiera en la que arrastra un déficit de más de mil millones de pesos derivada de procesos estructurales. De hecho se encuentra en la insolvencia y el próximo 5 de septiembre no podrá pagar la nómina, lo que le ocasionaría el estallamiento de huelga por parte de sus dos sindicatos.

Frente a este escenario, el gobernador electo Cuauhtémoc Blanco Bravo, demandó al mandatario en funciones, a un mes de que concluya su administración, a que atienda la crisis de la máxima casa de estudios que pone en riesgo el semestre para 43 mil estudiantes de bachillerato, licenciatura y posgrado en toda la entidad.

“Yo me reuní una vez con el Rector (Gustavo Urquiza Beltrán) y le dije pues esto es una bola de nieve, que se viene muy fuerte lo de la Universidad, yo le dije ‘con mucho gusto vas a tener todo mi apoyo’, pero esos son recursos federales que él los tiene que ir a buscar y con mucho gusto yo estoy en la mayor disposición de poderlos ayudar, no podemos tirar la Universidad porque, imagínate, es una parte muy importante”, dijo el gobernador electo en entrevista.

“Ese es un problema, como yo se lo dije al Rector, aviéntale la bola al gobernador ahorita, me la quieren aventar a mí hasta que yo llegue, ‘aviéntasela ahorita porque es una bola de nieve, es un problema muy fuerte que se viene, (un problema) social’, entonces para que sepa la sociedad, los estudiantes que ese es un problema no del que va a entrar, siempre le echan la bronca al que va a entrar, entonces nada más les aviso que es una bola de nieve que se viene muy fuerte. Al rato me van aventar al muertito, como todo, y afronto las consecuencias, pero que las afronte hoy el Gobernador que está, que afronte como debe de ser”, dijo.

Esta mañana, Cuauhtémoc Blanco Bravo acudió a la instalación de la nueva Legislatura en el Congreso del Estado de Morelos, así que fue abordado sobre este asunto a cinco días de que la máxima casa de estudios se declare en situación de impago al no ser capaz, por no contar con los recursos, de pagar la nómina que, entre trabajadores activos, pensionados y jubilados, alcanza los 50 millones de pesos.

En su momento, Urquiza Beltrán, rector de la UAEM, informó que la universidad duplicó su matrícula en los últimos seis años, pero la Secretaría de Educación Pública (SEP) no actualizó el número de profesores que se requieren. Ello se hizo con base en la promesa presidencial de Enrique Peña Nieto de incrementar la cobertura de la educación superior.

Además, existen una serie de prestaciones que se han establecido en los contratos colectivos de los trabajadores académicos y administrativos que no están reflejados en los convenios de subsidio federal, por lo que la UAEM tiene que cubrirlos con recursos propios. El problema es que esos recursos propios deben destinarse a cubrir la contratación de profesores para atender a los alumnos que no han sido reconocidos por la SEP.

Esto trae como consecuencia el déficit que año con año golpe a la UAEM, lo que también ocurre con otras 10 universidades estatales públicas, sobre todo después del mes de agosto. La anterior administración universitaria, vigente hasta inicios de diciembre pasado, y la nueva rectoría, llevaron a cabo una serie de gestiones para obtener presupuesto para cubrir el déficit. Pero el problema es que para obtenerlos, el gobierno estatal debe poner el 50 por ciento, por así establecerse en la ley.

Graco Ramírez se ha negado sistemáticamente a entregar los recursos necesarios para el rescate universitario. Lo único que ha hecho es entregar los recursos suficientes para ir cubriendo una catorcena a la vez, dejando a la UAEM en crisis para el manejo de su presupuesto.

“Ahora está pateando el bote”, dice un académico que pide guardar el anonimato. “Lo que quiere es dejar el problema de la crisis universitaria al siguiente gobierno, como una mina”.

La administración de Graco Ramírez termina el próximo 30 de septiembre, a partir del 1º de octubre, Blanco Bravo debe enfrentar esa crisis a la que se suma el pago de 90 días de aguinaldo en diciembre, entre otras prestaciones.

Beca salario, otro problema

Blanco Bravo advirtió que la UAEM, el endeudamiento desmesurado del estado, la falta de recursos públicos y la inseguridad, no son los únicos problemas que parece le heredará el gobierno de Graco Ramírez. El exfutbolista señala que hay “otra bola de nieve” que está lanzándole el actual gobierno: la famosa beca salario.

“La otra cosa que ahorita lo dijo una diputado que se viene muy importante acuérdense que hay un recurso federal, que es de la Beca Salario, que no se la quiera apuntar el Gobernador, ése es un recurso federal y ésa va a ser otra bola de nieve, entonces para que estén buzos, porque al rato van a decir que yo quité la Beca Salario y ése es un recurso federal”, dijo.

“Que no se equivoquen porque Graco Ramírez y (su hijastro y excadidato perredista a la gubernatura, Rodrigo) Gayosso, empezaron a decir que ellos están sacando un dinero para la Beca Salario, ahorita lo comentaron, entonces para que estén atentos, si no me van a echar la culpa a mí”, expresó Blanco.

Load More