España frena venta de 400 bombas a Arabia Saudí para evitar su uso contra Yemen o Siria

El gobierno del socialista Pedro Sánchez ordenó paralizar la venta de 400 bombas de precisión láser a Arabia Saudí. Foto: AP Fernando Vergara El gobierno del socialista Pedro Sánchez ordenó paralizar la venta de 400 bombas de precisión láser a Arabia Saudí. Foto: AP Fernando Vergara

MADRID (apro).- El gobierno del socialista Pedro Sánchez ordenó paralizar la venta de 400 bombas de precisión láser a Arabia Saudí, por el peligro de que este país las utilice en su campaña de ataques en Yemen o Siria.

Este contrato para la venta de las 400 bombas se enmarca en la Operación Tormenta de la Firmeza y Devolución de la Esperanza que lidera Arabia Saudí contra los hutíes, opositores al grupo que la coalición de países árabes considera gobierno legítimo yemení, según avanzó la Cadena SER, radiodifusora del Grupo Prisa.

La decisión ordenada por la ministra de Defensa, Margarita Robles, de paralizar la venta de este armamento, se produce en el marco de la permanente exigencia de organizaciones no gubernamentales de paralizar la venta de armas en medio oriente.

España se ubica como el séptimo mayor exportador de armamento y municiones del mundo.

Si bien este contrato asciende apenas a 9,2 millones de euros, en 2017 España vendió cuatro mil 340 millones de euros en armamento a distintos países, de los cuales el 17% se destinó a países de Medio Oriente.

Es por ello que Amnistía Internacional, FundiPau, Greenpeace y Oxfam Intermón son las organizaciones que impulsan la campaña permanente Armas Bajo Control, debido a que España –al igual que otros países europeos— podría estar violando las normas de la Unión Europea al vender armamento y munición a países que violan los derechos humanos, que lo utilizan en conflictos armados y que desestabilizan la región.

Los representantes de estas ONG entregarán este martes a la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, las firmas que recogieron en su campaña contra la venta de armamento a Israel y Arabia Saudí.

La petición formal de compra por parte de Arabia saudí se hizo al amparo de la resolución 2216 de Naciones Unidas, sin embargo, ésta no refiere la posibilidad de venta de armamento militar para ser usado en Yemen.

El contrato se hizo durante la primera legislatura del conservador Mariano Rajoy, cuando el ministro de Defensa era Pedro Morenés, un influyente miembro del lobby militar.

Pero el pasado 16 de agosto, Defensa anunciaba que iba a revisar el tema de la venta de armas en trámite y que pudiera implicar “la utilización directa de este tipo de armamento contra población civil”, como se documentó en el reciente ataque contra un autobús con niños en Yemen, los primeros días de agosto.

Comentarios

Load More