Tripulante hizo funciones de copiloto en avión de Aeroméxico accidentado en Durango: DGAC

El vuelo 2431, con ruta Durango-Ciudad de México. Foto: Especial El vuelo 2431, con ruta Durango-Ciudad de México. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En el informe de avances de la Comisión Investigadora, que presentó la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) sobre el accidente del avión de Aeroméxico en Durango el pasado 31 de julio, se detectó una sesión de habilitación en ruta no autorizada, en la que un tripulante desarrolló las funciones de copiloto, con el acompañamiento del comandante, hasta que éste le pidió los controles.

Esta acción no se llevó a cabo conforme a los protocolos establecidos, por lo que se dio aviso a la autoridad aeronáutica, detalló el ingeniero José Armando Constantino Tercero, director de Análisis e Investigación de Accidentes de la DGAC.

Añadió que si bien esta situación no fue causa del accidente, se iniciaron los procedimientos administrativos correspondientes para determinar responsabilidades y aplicar, en su caso, las sanciones que establece la normatividad.

Dio a conocer que se emitirá una circular obligatoria para fortalecer los controles de acceso a la cabina y los protocolos para asegurar la concentración y disciplina que deben prevalecer en ella.

Constantino Tercero señaló que hasta el momento no existe evidencia de fallas mecánicas en la aeronave, ni de errores humanos en la operación, ya que no hubo información para que la tripulación considerara demorar el despegue y los ejercicios de simulador concluyeron todos con el mismo resultado.

“Las evidencias obtenidas hasta el momento por la Comisión Investigadora apuntan a los factores climatológicos como principal línea de investigación”, sostuvo en un comunicado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Agregó que de la lectura de los registradores de datos de la aeronave se desprende un comportamiento normal de los motores, pero que se observaron variaciones en las velocidades del aire y de la aeronave que indican la presencia de un factor externo, situación que fue confirmada por el grupo de meteorología, que detectó la ocurrencia de un fenómeno meteorológico conocido como micro-ráfaga durante la carrera de despegue.

“Este fenómeno consiste en una columna descendente muy localizada de aire y agua que impacta el terreno generando micro-ráfagas de gran intensidad en todas direcciones”, explicó.

Finalmente, se informó que el dictamen final se emitirá una vez agotadas las líneas de investigación y concluidos todos los estudios y pruebas necesarios para lograr la certeza requerida sobre la causa probable y los factores contribuyentes.

El 31 de julio anterior, la aeronave Embraer 190, matrícula XA-GAL, de Aeroméxico Connect, que cubría el vuelo Durango-Ciudad de México con 99 pasajeros a bordo y 4 tripulantes, sufrió un percance durante la trayectoria de despegue.

Comentarios

Load More