Yeidckol Polevnsky truena contra Cuauhtémoc Blanco; le reprocha su “falta de nobleza”

Yeidckol Polevnsky. Foto: Germán Canseco Yeidckol Polevnsky. Foto: Germán Canseco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, tronó contra el gobernador electo de Morena, Cuauhtémoc Blanco, y su exrepresentante deportivo, José Manuel Sáenz, a quienes reprochó su “falta de nobleza” al no ajustarse a los principios del partido y manejarse como si fueran futbolistas.

La dirigente morenista reconoció estar “muy enojada” por dos motivos en particular: que Blanco no haya integrado en su equipo a Rabindranath Salazar, quien era la opción de Morena para la gubernatura de Morelos y fue descartado por encuesta, y la otra razón es que Sáenz ha intentado llevarse a diputados morenistas a la bancada del PES en el Congreso local.

En entrevistas con Radiofórmula y Televisa, Polevnsky reprochó que Morelos no es un equipo de futbol, que los diputados no se compran como si fueran futbolistas y es una pena que un estado empañe al resto de su partido.

Confió en resolver en breve sus diferencias con Cuauhtémoc Blanco, con quien quiere dejar claro que puede tratar de llevarse a los diputados “ofreciendo moches y comisiones”.

Asimismo, refrendó su enojo con el “españolete” José Manuel Sáenz, exrepresentante deportivo y actual colaborador Blanco en Morelos, por tratar de llevarse a diputados morenistas a la bancada del PES.

“Estoy, sigo muy enojada, y le diría a ese señor que en política no hay compra y venta, como en el caso de los futbolistas” dijo.

En una reunión privada con diputados locales de todo el país, electos bajo la coalición Juntos Haremos Historia, Polenvsky recordó que Rabindranath Salazar era el candidato de Morena a la gubernatura, pero a petición del PES se realizó una encuesta para definir al mejor candidato. La dirigente de Morena atribuyó esa decisión al representante a Sanz.

Reconoció que Blanco ganó esa encuesta por ser un futbolista con reconocimiento internacional, y era un hecho que Salazar no tenía posibilidad de ganar, por lo que –recordó—el entonces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador dejó la decisión a Rabindranath Salazar, quien aceptó la encuesta.

Según Polevnsky, ese acto merecía correspondencia de Blanco y su equipo.

“Nobleza obliga”, dijo, en torno a la posición del representante de Blanco a quien acusó de convocar a los diputados, a nombre del gobernador electo, para llevarlos a su bancada.

“Nosotros teníamos ocho diputados con los cuales éramos el único grupo parlamentario que podía hacer mayoría. Nos ha ido quitando el españolete este, a nombre del gobernador, a nuestros diputados”, fustigó Polenvsky en la reunión con los diputados locales.

Load More