Proceso interno del PAN “está viciado” en favor de Marko Cortés: Ernesto Ruffo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ernesto Ruffo, aspirante a la presidencia del PAN, indicó que el proceso interno está “viciado” por la coacción a los militantes para que le otorguen su firma al también interesado Marko Cortés, a quien acusó de estar involucrado en los “moches”, el esquema de corrupción que Gustavo Madero y Ricardo Anaya solaparon.

Ruffo, quien hoy presentó formalmente su carta de intención de ser candidato a presidir el PAN, anunció que recurrirá al Instituto Nacional Electoral (INE) para denunciar la coacción y presión a los militantes, pero también la negativa de usar el padrón que él depuró para cotejar las 28 mil firmas que cada aspirante debe reunir.

-¿El proceso ya inició viciado?

-Desde “en denantes”- respondió coloquialmente Ruffo, quien designó al exprocurador general de la República, Ricardo García Cervantes, como su representante ante la Comisión Organizadora Nacional de la elección del CEN (CONECEN), que preside Cecilia Romero.

Ante Romero, Ruffo le anunció que impugnará ante el INE la coacción a los panistas y la negativa de usar la huella digital del Registro Nacional de Militantes para cotejar las firmas que acopien los aspirantes a presidir el PAN.

-Se le cayó la carita- describió Ruffo, divertido.

-¿Fue la carita la que se le cayó?- secundó Ricardo García Cervantes. Y ambos soltaron la carcajada.

Y es que Ruffo asegura que ha recibido numerosas quejas de militantes de que están siendo víctimas de presión y coacción para que le den la firma a la fórmula de Marko Cortés y Héctor Larios, pero, además, para identificar a quienes la otorguen a él, a Manuel Gómez Morin o a José Luis Espinosa Piña, los otros candidatos.

“Hay militantes que están siendo coaccionados por la organización de Marko Cortés. Eso es lo que no se vale en el PAN: el uso vil de la necesidad de las personas, porque muchos son militantes que están en el gobierno o que quisieran estar en el gobierno, con el Yucatán, pero si me firman a mí no los van a dejar entrar”, subrayó.

También acusó a Cortés de estar involucrado en los “moches”, que fue el esquema de corrupción en la Cámara de Diputados, junto con otros personajes de su equipo.

“Hay personajes que están dentro de ese fenómeno y son algunos electos. Por ejemplo, el senador Raúl Paz, quien fue el presidente del PAN en Yucatán. Yo lo informé en la Comisión Permanente”, puntualizó.

Ruffo, quien fue parte de la planilla de Ricardo Anaya, asegura que la unión de Cortés y Larios es para fortalecer a los grupos que controlan el PAN, incluidos los gobernadores y exgobernadores como Rafael Moreno Valle.

Aunque algunos de ellos rompieron con Anaya, se han reagrupado en torno a Marko Cortés, porque temen perder sus privilegios en el PAN. “Aquí toda la estructura está enmarcada”, dijo Ruffo en la sede nacional de su partido.

–¿Enmarcada?

–Claro, está “enmarcada”, de Marko.

–Entonces ya ganó.

–Bueno, vamos precisamente a buscar, con la transparencia y con la libertad del voto, con la voluntad de la militancia, que podamos irrumpir en estas estructuras de control que se han establecido en bastantes años ya y no nos ha dejado ser la misma institución.

–Pero usted es parte de lo mismo: Es miembro del CEN y encargado del padrón.

–Claro, ¿por qué crees que fui el responsable del padrón? Porque fue un asunto precisamente de compromiso político con Ricardo Anaya para que se transparentara el padrón. Y ahora resulta que no lo quieren usar para esto.

–Hasta la organizadora, Cecilia Romero, dice que no sirve el padrón.

–Precisamente por eso la he retado a debate, para que, frente a ustedes, los medios de comunicación, pueda ella ratificar su punto de vista o caer precisamente dentro de los intereses que están “enmarcando” a estos grupos políticos de control.

–¿Con Anaya ya no tiene ninguna relación política?

–Yo siempre he mantenido una amistad y con todo mundo, pero siempre busco que la transparencia y la institucionalidad sean el marco de nuestra convivencia política.

–¿Ya rompió con él?

–Más bien él desapareció, porque no lo he encontrado.

Acerca del autor

Reportero de Proceso desde 1994, Premio Nacional de Periodismo en periodismo de investigación y autor de tres libros.

Comentarios