“Ropa sucia”: ¿Intentar vivir o morir en el intento?

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Cuando se pierden las ganas de vivir, sólo un hecho más fuerte puede hacernos volver a tomar perspectiva.

Ropa sucia, escrita y dirigida por Andrómeda Mejía, es una obra que, desde la risa, nos hace reflexionar acerca de nuestra condición en este mundo. ¿Qué nos hace todos los días luchar por seguir en él?

Es un cigarro el elemento que lleva la historia. Lo que representa ese vicio dañino, pero a la vez tan placentero. Lo describen como “el pretexto perfecto para iniciar una conversación” o “el momento que se puede dar uno para reflexionar”.

La historia muestra a Fernando, un joven que parece haberlo perdido todo y ya no quiere vivir. Esta solo, triste y decepcionado. No sabe en qué día vive ni le importa.

Tras varios intentos fallidos de suicidio decide apostarle a lo seguro: tramitar la eutanasia en una oficina gubernamental. La trama se desarrolla durante su viaje tratando de juntar los particulares e innumerables requisitos que la burocracia le solicita.

Poco a poco Fernando se va, literalemente, hundiendo en papeles. Recorre los momentos más difíciles de su pasado en una graciosa odisea que le hará pensar dos veces sobre su arriesgada decisión.

El espacio, diseñado por Isabel Becerril, es un único fondo de nubes que se convierte en varios lugares por medio de la utilería, como oficina burocrática, calle y bar.

Es el tono lo que hace a la obra un poco confusa. La obra no termina de crear una convención: por momentos es muy seria y profunda, en otros casi una farsa absurda. La falta de unificación provoca que las acciones de algunos personajes resulten desproporcionadas con respecto a las de otros. Podría quizá funcionar como un sueño, donde todo es tan aleatorio y sinsentido.

El Colectivo Punto de Ebullición, formado por egresados del Centro Universitario de Teatro de la UNAM, es el responsable de esta obra, ganadora de la categoría C3 en el pasado Festival Internacional de Teatro Universitario (FITU).

El elenco está conformado por el sereno Edgar Alonso, la polifacética Georgina Arriola, la extravagante Berenice Mastretta y los actores/dibujantes David del Águila/Luis Miguel Moreno (alternando funciones).

La pieza se presenta los viernes a las 20:00 horas y sábados a las 19:00, hasta el 29 de septiembre, en el Foro El Cubo (Lic. Julián Grajales Robles 28, Col del Valle Centro).

Comentarios