Congreso estatal destituye a directora del Instituto de la Mujer en Morelos

CUERNAVACA, Mor. (apro).- A horas de haber sido designada por la anterior Legislatura, el Congreso local dejó sin efecto el nombramiento de la activista y defensora de los derechos de las mujeres, Flor Dessiré León Hernández, como titular del Instituto de la Mujer de Morelos, luego de la impugnación presentada por el líder transportista Dagoberto Rivera Jaimes.

De acuerdo con el amparo 1390/2018, cuya resolución se hizo pública este jueves, el Legislativo debe desconocer el nombramiento y reponer el proceso en el que deberá incluirse a las cuatro mujeres que se inscribieron, incluida Hernández León, así como al quejoso, dirigente de la Federación Auténtica del Transporte, quien se sintió “discriminado”.

La impugnación llegó a los juzgados después de que se filtró el rumor de que la anterior Legislatura designaría a la exalcaldesa de Jojutla, Hortensia Figueroa Peralta. Sin embargo, la exdiputada ni siquiera se inscribió para ese cargo.

Flor Dessiré León tiene una larga trayectoria en materia de defensa de los derechos de las mujeres.

La red de organizaciones denominada Movimiento Amplio de Mujeres y Feminista se pronunció respecto de la destitución, que calificó como “una transgresión insólita” para las mujeres “en un estado con alerta de violencia de género”, además de que con esa medida el Congreso dejó paralizados “los trámites operativos y administrativos”.

En un pronunciamiento difundido este jueves advirtieron que tal decisión demuestra que los actuales diputados locales, “más allá de estar comprometidos con el avance de los derechos de las mujeres, sólo responden a intereses revanchistas con la anterior Legislatura y reduce a las mujeres a moneda de cambio”.

Las organizaciones feministas instaron al Congreso a apresurar la reposición del proceso, e incluso convocaron al líder transportista a inscribirse en él:

“Convocamos a Dagoberto Rivera Jaimes a inscribirse y comprobar su experiencia de conocimientos en teoría de género, capacidad de articulación con el movimiento feminista y experiencia en manejo de fondos federales con perspectiva de género, razón que le motivó a impugnar la convocatoria por manifestarse ‘discriminado’”.

En la sesión de esta tarde, el Congreso local también atendió otro amparo contra la designación de dos comisionados del Instituto Morelense de Información Pública y Estadística (IMIPE), quienes fueron nombrados como pago de cuotas a familiares y amigos de los anteriores diputados locales.

La anterior Legislatura, calificada como “la peor de la historia”, modificó la Ley Orgánica para designar a dos comisionados más. Esos lugares fueron ocupados por Roberto Yáñez Vázquez -padre del entonces diputado Julio Yáñez Moreno- y Marco Antonio Alvear Sánchez, asesor del exlegislador Mario Chávez Ortega.

Ninguno de estos dos personajes tiene experiencia o se ha destacado por la defensa de los derechos humanos, por la transparencia y la rendición de cuentas. Por tal motivo, se consideró que su nombramiento tiene más que ver con garantizar dos posiciones para familiares o amigos de diputados locales, quienes además jubilaron a funcionarios del Congreso y del Ejecutivo, y sindicalizaron a familiares e incondicionales.

Por unanimidad, esta tarde el Congreso también destituyó a Yáñez y Alvear.

Comentarios