“The Angel”: Una promesa incumplida

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- The Angel (2018) es una producción original de Netflix, dirigida por Ariel Vromen y estelarizada por Marwan Kenzari, Hannah Ware, Toby Kebbell; gira en torno a un espía del medio oriente cuyo trabajo ayudó, según esta historia, a la resolución en el conflicto entre Israel y Egipto. El resultado es un trabajo de medio pelo.

La trama es una adaptación del libro de no ficción The Angel: The Egyptian Who Save Israel (El ángel: El espía egipcio que salvó a Israel), de Uri-Bar Joseph. Es decir, está basada en una historia de la vida real en donde un miembro del gobierno egipcio vendía información al servicio de inteligencia israelí Mossad.

La cinta gira en torno a Ashraf Marwanl, yerno del presidente egipcio Gamal Abdel Nasser, un sujeto con grandes aspiraciones pero que desafortunadamente no se siente valorado por su suegro. El protagonista comienza a desarrollar un fuerte resentimiento por Nasser, lo que lo lleva a comenzar un comportamiento licencioso además de coquetear con los israelíes con la intención de venderles información a través de una llamada telefónica que no fructifica.

La situación cambia cuando muere su suegro: La vida familiar de Marwan se estabiliza un poco y él consigue un puesto en el gabinete del sucesor de Nassar, Anwar Sadat. Es en esta época durante la cual el gobierno israelí contacta de nuevo a Marwan para ver qué es lo que tiene que decir.

Marwan decide entrarle al juego, y lo que a leguas parece ser una traición, poco a poco se convertirá en una misión altruista que pondrá en peligro su vida y la de su familia.

En un inicio, la cinta promete ser una historia cargada de tensión y gran suspenso, y a juzgar por la historia real, podríamos pensar que el protagonista resolverá el conflicto de una manera heroica y conmovedora. Sin embargo, la cinta nunca acierta en presentarnos a un personaje querido: Marwan siempre luce egoísta, y aun en el momento en que empieza a hacer las cosas para evitar la guerra es difícil creerle.

De principio a fin, parece que estamos viendo a un personaje que no se compromete del todo con su familia, y si bien no es “el peor marido del mundo”, tampoco le echa muchas ganas. Por otro lado, sabemos que es inteligente pero no vemos que sobresalga en su trabajo como diplomático ni como espía; de hecho, en un principio parece que sólo les está dando atole con el dedo a los israelís…

Nunca queda del todo claro si Marwan comenzó jugando con el enemigo motivado por su egoísmo y luego las cosas le salieron por casualidad, o si lo que hizo fue un movimiento fríamente calculado para frenar la guerra…

En este contexto, la figura de Marwan se desdibuja conforme pasa la cinta y poco a poco nos deja de importar su suerte, así como también el conflicto entre las dos naciones.

The Angel es una promesa fallida de lo que pudo ser un buen thriller de espionaje.

Comentarios