Prohíben acceso de barras visitantes y caravanas a estadios de Nuevo León

Las directivas de Tigres y Rayados en el Palacio de Gobierno de Nuevo León. Foto: Twitter @TigresOficial Las directivas de Tigres y Rayados en el Palacio de Gobierno de Nuevo León. Foto: Twitter @TigresOficial

MONTERREY, N.L. (apro).- Como una medida para prevenir la violencia en los estadios de futbol, el gobierno estatal, junto con la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) y las directivas de los Tigres y los Rayados acordaron prohibir el acceso a los estadios, en los juegos de locales, a las barras visitantes de cualquier equipo y a aquellos aficionados que organicen caravanas antes de los partidos.

Sin embargo, las partes no acordaron desaparecer los grupos de animación integrados por barristas, como han demandado diversos sectores sociales, después de la bronca entre seguidores de los dos equipos locales el pasado domingo, previa al Clásico regio, en la que un joven hincha del equipo felino resultó gravemente herido.

Luego de estos hechos, al menos cuatro personas han sido identificadas y serán vetadas, de manera permanente, de los estadios de futbol donde juegan Tigres y Rayados, señaló hoy el secretario general de Gobierno, Manuel González, quien coordinó la reunión en la que estuvieron presentes los presidentes felino Miguel Ángel Garza, y albiazul, José Antonio González Ornelas, así como Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX.

En el pronunciamiento, efectuado conjuntamente en el Palacio de Gobierno de Nuevo León, se estableció también pedir a los medios de comunicación que sean más mesurados en sus contenidos para evitar que con ellos se fomenten las agresiones.

También se les pedirá a las empresas transmisoras, clubes, jugadores, directivos y sociedad en general que se abstengan de difundir mensajes, exhibir mantas y publicidad extrema que propicien la violencia, incluso a través de las redes sociales.

Como parte de estos acuerdos, los clubes entregarán a la Secretaría de Seguridad Pública del estado su base de datos de porristas afiliados, para facilitar su identificación en caso de incidentes.

Quienes participen en una de las caravanas, que ahora quedan prohibidas, serán impedidos de ingresar al estadio en el partido correspondiente.

Además, será lanzada una campaña de amistad entre aficionados de los dos equipos y de respeto a los policías, señaló González Flores.

Enrique Bonilla dijo que cualquier aficionado podrá continuar asistiendo a los estadios libremente, pues con estas medidas lo que se pide es que se reúnan números significativos de personas que pueden generar conflictos.

“Lo que se está limitando de manera drástica importante es que acudan estos grupos de números importantes, se habla de caravanas de alrededor de tres mil 500 personas que no tenían boleto y que, por lo tanto, no pertenecen a un grupo organizado de animación y esto lo que se está buscando evitar. Aquellos aficionados que quieran asistir, sean del color que sean al estadio, lo van a poder hacer, podrán sentarse de manera organizada”, dijo.

Cuando se le preguntó al federativo por qué no se prohibían de manera definitiva las barras, explicó que los grupos de animación bien organizados pueden acudir sin ningún problema a los estadios cuando se coordinen con los clubes y las autoridades.

Su control se facilitará al conocer sus nombres, por lo que ahora a los rijosos se les complicará generar problemas, añadió.

Comentarios

Load More