ONG piden al gobierno alemán limitar la exportación de fusiles de asalto a México

La página web de la empresa de armas Heckler & Koch. La página web de la empresa de armas Heckler & Koch.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por el uso de fusiles automáticos G36 elaborados por la empresa alemana Heckler & Koch durante la desaparición forzada de 43 normalistas de Ayotzinapa, hace cuatro años, representantes de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) pidieron al gobierno alemán una ley que controle las exportaciones de armas a México.

A través de un comunicado fue informado que en Stuttgart, Alemania, se celebrará una de las audiencias del juicio sobre la venta irregular de armas a México.

Durante la audiencia estará presente Leonel Gutiérrez Solano, hermano de Aldo, estudiante que el 26 de septiembre recibió un disparo de arma de fuego por parte de la policía de Guerrero y que, desde entonces, se encuentra en estado vegetativo.

Entre los años 2006 y 2009, la empresa Heckler & Koch vendió más de nueve mil armas de asalto de este tipo a México. Casi la mitad llegó a estados mexicanos en los que se cometen graves violaciones a los derechos humanos y a los que el permiso de exportación prohibía suministrarlas, entre ellos Guerrero, consideraron los activistas.

El caso Heckler & Koch cuestiona la política general de permisos de venta de armas del gobierno alemán, quien conocía la precaria situación de derechos humanos en todo el país cuando otorgó las autorizaciones, agregaron.

“Demandamos una ley de control de las exportaciones de armas”, exigió Julia Duchrow, de Pan para el Mundo.

“El fabricante de armas ligeras vulneró por lo tanto la ley de control de armas de guerra, así como la ley de comercio exterior.  Por eso presenté en el año 2010 una demanda penal contra los responsables en Heckler &Koch. Dos de los cuatro estados mexicanos prohibidos aparecían expresamente en los contratos de exportación como ‘estados prohibidos’”.

“Estos hechos deberían llevar a una condena de los acusados por parte de la sección mercantil del Tribunal de Justicia de Stuttgart“, declaró Jürgen Grässlin, portavoz de la “Iniciativa por el clamor – Detén el comercio de Armas!” (Aktion Aufschrei – Stoppt den Waffenhandel!).

“Las leyes alemanas sobre exportación de armamento necesitan de una reforma urgente. Los afectados por exportaciones ilegales de armas desde Alemania deben poder hacer valer sus derechos. Los tribunales alemanes deben ayudarles a ser oídos y a que haya justicia para ellos”, declaró Christian Schliemann, del Centro Europeo de Derechos Humanos y Constitucionales – European Center for Constitutional and Human Rights (ECCHR).

“La asistencia técnica y la presión internacional han sido indispensables a lo largo de estos cuatro años; en ese sentido, creemos que una decisión determinante de los tribunales alemanes contra la venta de armas a México mientras siga la grave crisis de derechos humanos sería un mensaje contundente para que se impulse la justicia en este caso·, mencionó la organización mexicana de derechos humanos Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez A.C.

El proceso contra los cinco imputados en Stuttgart, Alemania, terminará hacia finales de octubre.

Comentarios

Load More